Las restrictivas políticas migratorias de la Unión Europea empujan a personas desesperadas por rutas mortales

  • Bélgica

Los ministros del Interior se reunirán mañana a debatir las políticas migratorias de la Unión Europea, aunque mucha gente continúa enfrentando la muerte en un intento de escapar hacia Europa. Cáritas Europa y el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Europa hacen un llamado a sus líderes para que modifiquen su enfoque restrictivo a las migraciones.

Las políticas centradas en disuadir, como el acuerdo con Turquía, no están deteniendo a la gente para intentar llegar a nuestros países. En cambio, estas hacen que el sufrimiento se alargue, y empujan a las personas a estar en manos de contrabandistas y traficantes, quienes encuentran rutas de entrada más peligrosas todavía.

“No tuve otra forma de venir a Europa. Ojalá hubiera una ruta ruta segura y legal. Que un grupo contrabandista me trajese hasta Grecia fue mi única alternativa. Sabía que era peligroso, pero estaba desesperada. Tuve que hacerlo para salvar mi vida, y lo que queda de mi alma, dijo una joven de Siria a uno de los miembros de Cáritas Grecia hace unos días. Se escapó sola a Siria. En el camino abusaron sexualmente de ella y para escapar de su violador, tuvo que recurrir a contrabandistas que le hicieron cruzar el mar Egeo.

Sergi Cámara / Entreculturas

Según los últimos informes, más de 1.000 migrantes murieron en menos de una semana intentando cruzar el Mediterráneo. Su necesidad desesperada de llegar a la Unión Europea pone en evidencia lo terrible y extremo de su situación. Caritas Europa y el JRS Europa están horrorizados por el sufrimiento prolongado de tantas personas, y se solidarizan con estas mujeres, hombres y niños.

“Al igual que el Papa Francisco, Cáritas sueña con una Europa que reconozca que el aporte indispensable de los migrantes a nuestras sociedades y que se comprometa a respetar la dignidad de todos los seres humanos”, dijo Jorge Nuño Mayer, Secretario General de Cáritas Europa.

“Europa tiene el poder de salvar y proteger a gente. Se trata de una cuestión de voluntad política para establecer rutas seguras que permitan el ingreso a Europa sin que nadie ponga en riesgo su vida. Es momento para poner en funcionamiento y hacer valer la Convención de Refugiados establecida por los europeos después de la II Guerra Mundial, y actuar según nuestros valores fundacionales”, dijo Jean-Marie Carrière, Director Regional del JRS Europa.

Caritas Europa y JRS hacen un llamado a la Unión Europea y, en especial, a sus Estados miembros a:

  • Abrir rutas de entrada a la Unión Europea seguras y legales
  • Introducir una visa humanitaria accesible y asequible que se pueda adquirir en todas las embajadas pertenecientes a la Unión Europea en los países de origen y tránsito
  • Facilitar la reunificación de familias para personas refugiadas y migrantes, para fomentar su integración una vez llegados a los países de llegada
  • Ampliar la admisión a los programas humanitarios
  • Comprometerse con más reasentamientos
  • Revocar los requisitos para obtener un visado cuando haya una justificación humanitaria.

Cáritas Europa es una red de 49 organizaciones distribuidas en 46 países Europeos, y una de las siete regiones de Cáritas Internacional. Nuestros miembros asisten y brindan servicios a millones de personas en estado de necesidad. Caritas Europa tiene como objetivo rescatar a las personas pobres, ofrecerles posibilidades y modificar las estructuras o políticas injustas que causan sus posiciones de falta de poder.

http://www.caritas.eu

El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Europa es una red con 17 oficinas nacionales en Europa y una de las 10 regiones de JRS Internacional. Nuestra misión es acompañar, servir y defender los derechos de toda persona que haya sido desplazada por la fuerza, con independencia de su raza, origen étnico o creencia religiosa.

http://jrseurope.org

-------------------------------

***Traducción al español dentro del proyecto PerMondo para la traducción gratuita de páginas web y documentos para ONG y asociaciones sin ánimo de lucro. Proyecto dirigido por Mondo Agit. Traductor: Martin Cinalli.