“Capsulitas de opinión”: niños y niñas al frente del programa de radio como herramienta educativa

  • Perú

La radio es el medio de comunicación más consumido en el mundo según la UNESCO, gracias a su accesibilidad y a la facilidad para producir contenido desde cualquier parte del planeta, dando voz a todos y a todas. Este año en el que la pandemia de la COVID-19 ha afectado profundamente a la educación de los niños y las niñas, ha demostrado ser una alternativa educativa necesaria. Según un estudio realizado por UIS (Instituto de Estadística de la UNESCO), aproximadamente el 50% de los alumnos y alumnas que tuvieron que dejar de ir a la escuela para hacer aislamiento social no tiene acceso a un ordenador. 706 millones no tienen acceso a internet y 56 millones viven en regiones donde no llega la red móvil. 

Esta situación supone una emergencia sobre una crisis humanitaria compleja. Las escuelas han tenido que adaptarse y desarrollar estrategias para garantizar recursos educativos como programas radiofónicos que brindan herramientas de aprendizaje para que el derecho a la educación no se detenga. Junto a nuestras organizaciones socias, como Fe y Alegría y el Servicio Jesuita a Refugiados, seguimos ofreciendo educación a distancia a través de la radio en países como Venezuela, Malaui o Ecuador.
 


En el Día Mundial de la Radio, ponemos el foco en una de las iniciativas que lleva a cabo Fe y Alegría: el proyecto “Capsulitas de opinión” de la escuela Miraflores Alto, en Perú. Los 14 estudiantes que forman esta escuela junto a su profesor han creado un programa de radio que busca incentivar la lectura, la investigación y el pensamiento crítico del alumnado.

La escuela Miraflores Alto forma parte del Programa de Educación Rural Fe y Alegría 48 y, por su ubicación, es de difícil acceso a la conexión digital. Por eso, cuando las niñas y los niños terminan de grabar sus audios, caminan hasta un pequeño cerro, acompañados de sus madres y padres y, desde lo alto, buscan señal para poder enviar sus archivos. El proyecto ha hecho que también haya aumentado el compromiso de las familias, que se sienten orgullosas de que su hijo o hija salga en la radio y motive al resto del alumnado a aprender mientras aprende.

La iniciativa está enmarcada dentro del club de periodismo creado por el director y único profesor de la escuela, Freddy Juárez, para mejorar la expresión oral de los estudiantes y ganó el concurso nacional de proyectos de innovación educativa “Ideas que transforman” en 2019. 

Aprender haciendo

Utilizan la metodología de “aprender haciendo”. Los niños y niñas redactan los programas, los graban y difunden: realizan sus propias producciones de cuentos, radio teatro, reportajes, entrevistas… En ellos abordan temas de salud, valores, medio ambiente, identidad, ciudadanía… Y también han creado una sección donde comparten saberes tradicionales de los ancianos y ancianas de la comunidad: en ella cuentan historias y hablan de las costumbres de su zona.

“De ser muy tímidos/as, ahora son mucho más seguros de sí mismos/as, más desenvueltos/as, con mejor capacidad de expresión oral”, explica Marleny Bardales, la directora de la Red Educativa Rural Fe y Alegría. “Hay un gran trabajo colaborativo: coordinan los contenidos, se apoyan y los más grandes ayudan a los pequeños.”

Enlaces relacionados