Marruecos: Humanizando la Frontera Sur

Foto: DDM Tánger
 
Alvar Sánchez SJ, Promotor de la Delegación Diocesana de Migraciones en Nador (Marruecos), enmarca el contexto de una frontera que ha centrado sus políticas migratorias en el control y el blindaje, con el fin de frenar el paso de personas migrantes y refugiadas a Europa.Es uno de los corredores migratorios más importantes hacia Europa Occidental”, nos explica, “donde mayoritariamente personas de Oriente Próximo y de la región del Magreb, por desgracia, ponen en riesgo sus vidas tratando de llevar a cabo su proyecto migratorio”.
 
Marruecos es un país que lleva a cuestas su propia historia de emigración y se ha convertido en un país de destino para unos y país de tránsito de muchos. Cerca de 5 millones de marroquíes se encuentran en la diáspora, aunque el marco de referencia en política migratoria de este país esté centrado en la Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo (SNIA 214), que defiende la calidad en la gestión migratoria que promueve los derechos de las personas migrantes y refugiadas, reconociendo el acceso a los servicios básicos sociales y de ayuda humanitaria y, además, protege los derechos de niños y niñas y lucha contra la trata.
 
Sin embargo, esto no evita que en la actualidad se frene el flujo de personas por vía terrestre y marítima que intentan llegar al territorio español, a través de la costa peninsular o a través de Ceuta y Melilla. Cifras de ACNUR reflejan que cerca de 30 mil personas de distintas nacionalidades llegaron a España desde Marruecos en 2019, 26 mil personas lo intentaron por vía marítima y 6 mil por vía terrestre, este intento se cobró la vida de 893 personas, de las cuales 54 eran niños y niñas; medio millar se encuentran desaparecidas.  

Foto: DDM Tánger

Frontera de desigualdades 

La Delegación Diocesana de Migraciones (DDM), dividida en cuatro unidades territoriales (Tánger, Nador, Tetuán y Larache), lleva casi diez años trabajando para acoger, atender e integrar a las personas migrantes, coordinando y promoviendo iniciativas de cooperación con organismos administrativos nacionales, provinciales y locales, así como desarrollando trabajo en red junto a organizaciones como la nuestra, Entreculturas. 

En esta línea de acción de asistencia, acompañamiento y protección a personas migrantes en situación de vulnerabilidad, desde la DDM y Entreculturas hemos puesto en marcha recientemente un nuevo proyecto con el que buscamos mejorar e incrementar los servicios básicos de asistencia, mediante el fortalecimiento de los servicios disponibles y las capacidades de las instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil que los apoyan.

Este es un proyecto muy ambicioso y desafía a ambas instituciones, la DDM y Entreculturas, en los planos institucional y de coordinación interna y externa, comenta nuestra compañera Mariana Morales, de nuestro Departamento de África y Asia. “Se trata del primer proyecto compartido que involucra tanto a los diferentes equipos de la DDM en Tánger, Tetuán, Alhucemas y Nador como a Entreculturas en el trabajo con estos equipos”. Hasta la fecha, desde Entreculturas habíamos apoyado la intervención en Nador, pero no del conjunto de la DDM. 

Uno de los aspectos más destacados de este proyecto es que hace especial énfasis en la atención y distribución de ayudas de emergencia diferenciadas por edad y sexo, dando prioridad a las mujeres, y en la creación de espacios de sensibilización para la igualdad género. De igual forma, nuestro enfoque integral de atención garantizará la promoción de los derechos de las personas migrantes, el acceso a la educación de niños y niñas y el acceso efectivo a los servicios públicos, incluso a los relativos a la prevención del VIH-SIDA (que será abordada junto a otras organizaciones aliadas y de mayor tradición en esta área). 

Foto: Christoh Jorda

Uno de los grandes factores que es fundamental en los procesos migratorios es el acceso a la información. En este sentido, en el mes de julio la DDM lanzó la campaña “RefAid Frontera Sur”, a la que nos sumamos desde Entreculturas junto a otras organizaciones, cuyo objetivo era recaudar 30 mil euros para el desarrollo de una plataforma digital operativa en ambos lados de la Frontera Sur.

«El momento de que nos importe igual lo ajeno y lo propio ya ha llegado, ya está aquí«, afirmaba la cantautora y activista social Rozalén, quien formó parte de la campaña para recaudar los fondos de esta aplicación móvil. Junto a ella se unieron en una misma voz parte del equipo de la DDM y personalidades como el actor Juan Diego Botto, el fotoperiodista Javier Bauluz y la periodista Olga Rodríguez.

La plataforma RefAid no es nueva: actualmente se encuentra activa en muchos países y en ella publican sus servicios de ayuda humanitaria de más de 400 ONG para que las personas en tránsito, migrantes y refugiadas tengan un acceso sencillo y ágil a la información sobre los servicios disponibles, y así promover su protección y su autonomía, especialmente de los grupos en situación de mayor vulnerabilidad: mujeres embarazadas, niños y niñas, personas enfermas y víctimas de violencia.
 
La creación de esta aplicación móvil ha sido especialmente clave en el contexto de la crisis sanitaria que atraviesa el mundo y del que la población migrante y refugiada no escapa: por el contrario, se ve fuertemente amenazada. RefAid permite, además, actualizar sistemáticamente y por categorías la información en tiempo real, haciéndola accesible con rapidez a toda la población migrante.

Foto: Christoh Jorda

Apostando por la educación para el trabajo en la juventud

En materia de educación en Marruecos, el trabajo de Entreculturas en los últimos años ha estado enfocado en optimizar la labor que emprendimos en 2009 junto al Centro de Formación Profesional Baraka, situado en Nador, en el que los jóvenes y las jóvenes (el centro pone especial atención a la situación de la mujer en la región) se forman con el objetivo de conseguir un empleo productivo.
 
Desde el centro Baraka hemos ido fortaleciendo el trabajo de formación profesional orientando la actividad docente en tres líneas: la formación profesional en cocina y restauración, electricidad y fontanería, informática y gestión; los cursos de idiomas: inglés, francés, español y árabe; y los talleres de Promoción de la Mujer, en los que se imparte cursos de costura y bordado, ayudante de guardería, pastelería, cocina y cursos de capacitación en español y alfabetización.
 
Nador es una Tierra de Frontera y la escuela de Baraka se encuentra en esas fronteras”, comenta nuestra compañera Yenifer López, del Departamento de Educación Formal de Entreculturas. “Baraka es una escuela que educa en una tierra de frontera y de ahí la apuesta por una escuela que eduque desde la protección de la población más vulnerable, que son los jóvenes y mujeres, y desde la transformación de las generaciones”.
 
Esta acción formativa y de acompañamiento a jóvenes y mujeres en la Frontera Sur en el Centro Baraka ha estado respaldada en los últimos años por EDUCSI, la organización que agrupa a la red de escuelas e institutos de formación de la Compañía de Jesús en España. Junto a ellos, hemos desarrollado una serie de encuentros para trabajar la formación en competencias de la mano del profesorado.

Foto: DDM Tánger

Ofrecemos herramientas para trabajar una serie de actitudes personales como la autoconfianza, el trabajo en equipo, y la comunicación, que permiten a los alumnos y alumnas del Baraka (procedentes en su mayoría de medios sociales desfavorecidos) recibir al final del año escolar, además de su título académico, un certificado que acredita su progreso en esas competencias.
 
Desde Entreculturas creemos que es posible construir una nueva Frontera Sur, donde la educación y la asistencia en los procesos migratorios sean mucho más respetuosos con la vida y estén llenos de humanidad, pero esto solo será posible si las organizaciones en red exigimos a los gobiernos el respeto a la vida de tantas personas que huyen de la miseria y el terror.
 
La Frontera Sur es un lugar marcado por las injusticias, pero sus caminos también están marcados por la esperanza de millones de personas que sueñan con un futuro más digno, lejos de la violencia, de las desigualdades. Su única meta es trascender y transformar sus realidades a punta de trabajo y dedicación.

Noticias relacionadas:

Suscríbete a la newsletter

Si quieres recibir nuestra newsletter mensual y los correos puntuales en los que te ofrecemos información, no dejes de completar este formulario. Al instante, te daremos de alta en nuestra base de datos y podrás estar al tanto de todas las novedades.

Quiero recibir información acerca de las campañas de ENTRECULTURAS FE Y ALEGRÍA ESPAÑA y formas de participación. Al firmar, acepto la política de privacidad. Seguir leyendo.

Ir al contenido