Testimonios de voluntariado

  • Desde pequeña he sido sensible al hecho de que hay muchas, demasiadas personas en el mundo que viven injustamente en condiciones muy duras: marginadas, excluidas, en medio de la violencia, en la escasez de recursos económicos y de oportunidades… y he sentido que debía y quería hacer algo para ayudar a transformar esas realidades.

  • Carrera, máster, trabajo, casa y familia. Pongamos todo patas arriba, vamos de VOLPA. Me llamo Abdel y yo me llamo Blanca. Y esta es nuestra historia.

    Hace siete meses pusimos rumbo a Nicaragua decididos a vivir una experiencia que prometía ser la de nuestra vida. Una experiencia que marcaría un antes y un después. Y así fue.

  • Somos Fede e Isa, de 30 y 26 años respectivamente y somos de Badajoz. En estos momentos nos encontramos en el barrio de Compensa, en la periferia de Manaus, la ciudad más grande del norte de Brasil y de la Panamazonia. Hemos venido aquí a través del Programa de Voluntariado Internacional Pedro Arrupe (VOLPA) que ofrece Entreculturas.

  • Me llamo Isabel Bernal, soy de Murcia y siempre he tenido vocación de exploradora. Me considero una persona sensible, curiosa  y tímida a la vez. Me encanta escuchar historias de vida y empaparme de ellas, por eso me hice VOLPA.

  • Yo soy Teresa Gómez y soy voluntaria en la delegación de Entreculturas Huelva. Él es Juan, es de Sevilla y también colabora con Entreculturas en el área de educación para el desarrollo.

    Para ambos es nuestra primera experiencia de voluntariado internacional de larga duración. Ambos hemos estado anteriormente involucrados en distintos tipos de voluntariado, tanto local como internacional, pero nunca más de unos meses, y ahora teníamos las ganas y el tiempo para poderlo hacer.  

  • Volpa en la frontera entre Perú y Chile

    Me llamo Pedro y tengo 25 años. Fui alumno del Colegio Nuestra Señora del Recuerdo (Jesuitas) de Madrid y, por esta razón, siento que conozco Entreculturas de toda la vida.

  • VOLPA en Venezuela

    Conocí Entreculturas a través de una amiga que ya había cursado el Programa VOLPA. Nunca antes había realizado ningún otro tipo de voluntariado fuera de España y, aunque estaba inquieta, tenía muchas ganas de probar.

  • Delegado de Entreculturas en Aragón

    Me involucré en Entreculturas en 2006, año en el que coincidí con Narciso Lozano (anterior delegado) en unos talleres ignacianos que se celebraron en Zaragoza con motivo del V Centenario del nacimiento de Francisco de Javier. Allí empezamos a hablar sobre el proyecto de Entreculturas en Aragón.

  • Nueva delegada de Entreculturas Burgos

    Me llamo Teresa Bombín, tengo 68 años y soy licenciada en filología inglesa. Conozco Entreculturas desde su fundación ya que he trabajado durante 37 años en el colegio jesuita La Merced de Burgos. Lo que más valoro de Entreculturas es que sea una ONG de la Compañía de Jesús que se dedica a la educación. He estado vinculada a la pedagogía ignaciana muchos años, mis hijos se han educado con los jesuitas y mi nieto ahora también. Creo que por esto siempre he tenido claro hacia dónde iría dirigido mi voluntariado.

  • Desde el pasado mes de septiembre, Entreculturas cuenta con una nueva delegación en Bahia de Cádiz. Este nuevo enclave está formado por seis voluntarios y voluntarias comprometidos con los derechos humanos y con el propósito de defender el acceso a una educación de calidad de todas las personas en el mundo. Manuela Trullén es la delegada, es decir, la que lleva el timón.

Páginas