El Programa Work 4 Progress sigue promoviendo el emprendimiento para jóvenes, mujeres y familias rurales en Perú durante la pandemia

  • Perú

Renovamos nuestro compromiso con el programa Work 4 Progress de la Fundación “la Caixa”, con el que seguimos trabajando por la promoción del empleo juvenil y el fortalecimiento del ecosistema emprendedor e innovador en Perú. En la segunda fase del programa, que ha arrancado en enero, nos marcamos el objetivo de mejorar el acceso al empleo, la formación y los ingresos de más de 5.500 personas peruanas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y exclusión social. Hablamos principalmente de mujeres y jóvenes de población rural indígena andina y amazónica que viven en las provincias de Quispicanchi, en la sierra peruana,  y Condorcanqui, en la región de selva amazónica.

Este objetivo sienta sus bases en los logros de la primera fase del Programa, una etapa inicial en la que, con nuestras organizaciones socias como son Fe y Alegría Perú, la Asociación Jesús Obrero CCAIJO, el Servicio Agropecuario para la Investigación y Promoción Económica SAIPE y la Fundación AVSI, conseguimos que:

  • 2.586 personas se formaran en habilidades empresariales y que se llevarán a cabo 434 emprendimientos individuales, familiares y/o colectivos.
  • 3.685 personas participaran en los procesos de escucha y co-creación.
  • 5.560 personas crearán prototipos.


En total, 9.245 personas participaron en la primera fase del Programa. Una de ellas fue Luz Usaccahi, de Cachabamba, quien nos cuenta que lo más importante para ella tras su paso por el programa han sido los aprendizajes que ha adquirido y que le servirán para toda la vida. “Me siento muy satisfecha con todas las cosas nuevas que he aprendido”, explica.

En esta segunda fase, el Programa se centrará principalmente en actividades dedicadas a la formación, asesoramiento, asistencia y acompañamiento a las personas emprendedoras con el fin de demostrar sus capacidades a los actores empresariales de su territorio. El objetivo es aumentar la participación y el compromiso de estos actores para que ayuden en el proceso de fortalecimiento de las iniciativas productivas, innovadoras y económicas. Además, el programa contará con un servicio de aprendizaje y competencias en la búsqueda de empleo, articulando así la demanda y oferta de trabajo de los jóvenes y las jóvenes de Perú.

Esta labor tendrá lugar en los Centros de Desarrollo Empresarial de cada territorio para promover una cultura de emprendimiento en instituciones centradas en la educación secundaria y educación superior tecnológica. Como en la provincia Quispicanchi, donde ya se está trabajando en la ampliación y consolidación de un servicio de formación e inserción laboral para jóvenes.