Charlamos con las protagonistas y el director de “Cholitas” en el cinefórum online

Dora, Liita, Lidia, Cecilia y Elena son las cinco mujeres escaladoras que protagonizan la película documental “Cholitas”, preseleccionada para las candidaturas de los premios Goya, que se darán a conocer en enero. Desde sus casas, en Bolivia, hemos tenido el placer de conversar con ellas y, también, con Jaime Murciego, director del film junto a Pablo Iraburu, que convirtieron su expedición al Aconcagua en documental. 

El cinefórum online, que co-organizamos junto a Alboan y Oxfam Intermón, tuvo lugar el pasado jueves 17 de diciembre. Raquel Martín, nuestra Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales, se encargó de abrir el debate. “Alboan, Oxfam y Entreculturas vimos en ‘Cholitas’ un apoyo necesario a un relato necesario”, afirmó. “Un relato emocionante en torno a la subida a una montaña como metáfora de la carrera por la igualdad de tantas mujeres". 

Escalando el Aconcagua, las Cholitas escaladoras pudieron romper el estereotipo de que la mujer de pollera no puede hacer cima. “Había dudas sobre si lo conseguiríamos”, explicó Liita, “pero tuvimos la confianza y la fe de hacer realidad ese sueño”. "La Cholita es una mujer indígena y luchadora. Eso significa ser una chola aimara", añadió Lidia.

En medio de este contexto de pandemia Jaime Murciego se mostró muy satisfecho del resultado de su trabajo. "Podemos estar contentos, porque la peli está pudiendo llegar al público con muy buena acogida. Haber logrado hacer un documental de este tipo es el mayor premio."

El reto de las Cholitas escaladoras ahora es llevar sus polleras y su bandera de Bolivia al Everest, con el fin de romper muchas más barreras. “También estamos agrupando a más Cholitas, a gente joven, para incentivar que vayan a la montaña", afirmaron Elena y Lidia.

Con el film de 85 minutos -apoyado por Entreculturas, Alboan y Oxfam Intermón y producido por Arena Comunicación Audiovisual- las cinco Cholitas se han demostrado a sí mismas y al mundo que no solo pueden alcanzar una cima que sólo estaba contemplada para los hombres, sino que también han roto estereotipos y han reivindicado el respeto a las diferentes culturas poniendo en valor su propia identidad indígena.