XVI Cumbre Iberoamericana en Uruguay

Los pasados días 2 y 3 de noviembre tuvo lugar en Uruguay -previa a la XVI Cumbre Iberoamericana- el II Encuentro Cívico Iberoamericano. En este evento se congregaron más de 80 representantes de agentes sociales y sindicales, de organizaciones de mujeres, infancia y juventud, de indígenas, de inmigrantes y de ONG. Tal y como declaró Pilar Orenes, vicepresidenta de la Coordinadora española de ONG para el Desarrollo (CONGDE), el objetivo de estas jornadas era el de que "la sociedad civil tome el protagonismo, se abran espacios de encuentro y los gobiernos escuchen las demandas de las organizaciones sociales". Y es que -como se hiciera en la pasada Cumbre de Salamanca en 2005- al término del Encuentro Cívico se elevó a los Jefes de Estado y de Gobierno (que participarían a continuación en la XVI Cumbre Iberoamericana) una Declaración sobre Migración y Desarrollo. Con este gesto, los activistas sociales manifestaron una vez más su empeño por conseguir sociedades justas, dignas y solidarias.

Inmediatamente después del Encuentro Cívico, a lo largo de los días 3, 4 y 5 de noviembre, los Jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países que conforman la Comunidad Iberoamericana de Naciones celebraron su XVI Cumbre en Montevideo, la capital uruguaya. Como resultado de los intensos debates, los líderes adoptaron la Carta Cultural Iberoamericana con el propósito de promover la construcción de una cultura de paz basada en el intercambio, el diálogo intercultural y la cooperación. Pese a que en la Cumbre no se abordara directamente la cuestión del canje de deuda por educación, en la declaración final los Jefes de Estado y de Gobierno respaldaron esta iniciativa y se comprometieron a realizar un seguimiento en torno a la efectividad de las experiencias de canje de deuda en la región iberoamericana.

En lo que respecta a la educación, valoraron el "Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Personas Jóvenes y Adultas 2007-2015", provocando su puesta en marcha y declarando el año 2007 como "Año Iberoamericano de la Alfabetización". Y aún más, añadieron a su agenda los propósitos de crear un Espacio Iberoamericano del Conocimiento (EIC), articulado en torno a la investigación, el desarrollo y la innovación y, en el marco de ese espacio, fomentar la cooperación en materia de movilidad académica de estudiantes universitarios. Igualmente, adquirieron el compromiso de implementar la equidad de género como eje transversal de todas las acciones de cooperación iberoamericanas.

Finalmente, y de forma más concreta, los Jefes de Estado y de Gobierno que participaron en la XVI Cumbre Iberoamericana mostraron su completo apoyo a la labor de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) y recalcaron la necesidad de cooperar en pro de la consolidación democrática y de la estabilidad en el país. Entreculturas lleva más de un año presente en esta región centroamericana tan denostada por el desequilibrio político y la crisis económica. Entreculturas-Fe y Alegría Haití impulsa la educación tanto de jóvenes como de adultos para precipitar su participación en la sociedad y conseguir que sean ellos los protagonistas de su propio desarrollo.