Valencia celebra los 25 años de la Convención de los Derechos del Niño

La música, los bailes y animaciones infantiles tampoco faltaron gracias al voluntariado de Entreculturas y a jóvenes de la Red Solidaria, quienes toda la jornada estuvieron haciendo bailar a niños y niñas al son de las canciones más de moda en el "peque panorama" musical. Desde este espacio también se leyeron los manifiestos por parte de jóvenes de la Red Solidaria donde se apoyaban los Derechos para la Infancia y que culminó con la suelta de globos que llevaban pegado el mensaje "Deseos por la Infancia del mundo".

La Silla Roja fue otra gran protagonista en las actividades: para los más peques, la actividad consistía en pintar aquellas cosas que son imprescindibles para la Educación (facilitando así la comprensión acerca de qué son los Derechos). Tras conversar sobre la importancia de la Educación en el mundo para todos los niños y niñas, pegaban una pequeña Silla Roja en un país sobre el "Mapamundi de Peters" apoyando simbólicamente a la Educación para la infancia de ese país.

La gran Silla Roja que se despliega como la Educación, para ofrecer oportunidades y Derechos a la Infancia, también nos acompañó durante la jornada y fue parte de la actividad dirigida a participantes de más edad. La dinámica comenzaba con el Juego de las Sillas y, cuando los jóvenes perdían su asiento, un cartel mostraba los injustos motivos de su exclusión de la Educación como ocurre realmente. De esta manera, con jóvenes que participaron en la dinámica se reflexionó acerca de las diferentes causas por las que niños y niñas no pueden ir al cole hoy en día. Se finalizó la actividad con diferentes peticiones simbólicas sobre el Derecho a la Educación mientras estaban sentados en la gran Silla (tras haberla desplegado como se despliegan las oportunidades gracias a la Educación).

El día supuso así, para todas y todos, una jornada de celebración y reivindicación de los Derechos para todos los niños y niñas del mundo lleno de alegría y diversión.