“Luces y Sombras: un análisis del canje de la deuda por educación en el marco de las cumbres Iberoamericanas”

Según el informe, para que los canjes de deuda sean efectivos en la lucha contra la pobreza, los recursos liberados deben destinarse a servicios sociales básicos y favorecer a las poblaciones más vulnerables. Las operaciones de deuda acordadas en los últimos meses presentan luces, pero también importantes sombras: el lado positivo destaca el alivio fiscal que supone para las arcas de los países beneficiados en aquellos casos en los que se ofrecen tasas de descuento. Sin embargo, cabe señalar como principales sombras de este los escasos montos canjeados, las ventajas fiscales insuficientes, la reducida participación de órganos competentes y la relativa transparencia del proceso.

El estudio insiste en que, pese a que el canje de deuda puede llegar a ser un instrumento positivo, no debe concebirse como la solución de los problemas de deuda y educación. Más bien, se trata de una herramienta complementaria al amplio -y necesario- proceso de abordaje de la deuda externa y de diseño de políticas de desarrollo a largo plazo.

Lee más sobre este informe aquí