Los países ricos en recursos naturales son los que menos han avanzado en indicadores sociales y de erradicación pobreza

Con la presentación del documento "Expolio de los Recursos Naturales en África Subsahariana", la Campaña "África cuestión de vida, cuestión debida", reitera su compromiso con el continente africano:  "Queremos que los beneficios de la explotación de los recursos naturales africanos revierta en su poblaciones" - dijo Javier Sánchez coordinador de la Campaña, quien fue el encargado de presentar el documento y explicar cuáles serán los siguientes pasos y por qué: "Estamos en un momento clave, una oportunidad única para que las empresas españolas que se acerquen al continente lo hagan de una manera responsable y con el modelo de negocio ganar- ganar". Por eso también la Campaña se compromete a hacer un seguimiento del Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos, un proceso en el que se ha participado activamente. "Aplaudimos y reconocemos que es una primera herramienta que hay que trabajar para que sea útil; sin embargo, seguimos preocupados porque el Plan elimine cualquier atisbo de obligatoriedad para la empresas. Además se rebaja mucho el compromiso del Estado, tememos que el Plan sea un ejercicio de cumplo y miento", aseguró Sánchez.

En este sentido Adela Díaz, subdirectora adjunta de la Oficina de Derechos Humanos del MAEC, reiteró que se trata de un punto de partida para el diálogo y puso en valor que es la primera vez que se conjugan empresas y derechos humanos y que nuestro país ha sido un ejemplo en lo que se refiere al proceso de elaboración: "Ha sido un proceso abierto, transparente y participativo". Está previsto que el Plan se apruebe por Consejo de Ministros antes de que finalice el año y por último señaló que el papel positivo de las empresas y su respeto por los derechos humanos es sustancial para una explotación sostenible de los recursos naturales.

Principales acciones de la Campaña

La Campaña centrará sus esfuerzos en tres aspectos. El primero: traer iniciativas africanas. Es esencial que la sociedad africana tenga más capacidad de denuncia. En este sentido en la presentación también participó Barthélémy Vang-Tou Kikina, sacerdote del Chad, que expuso como su país pese a ser rico en petróleo, ocupa unos de los peores puestos en el Índice De Desarrollo Humano. "Desde que comenzó la explotación del petróleo en Chad, vivimos todo tipo de impactos: medioambientales, sanitarios, sociales, económicos: los precios de los alimentos y bienes indispensables siguen subiendo y las gran mayoría de los chadianos no pueden acceder a ellos" Una de las causas de esto es, según Barthélémy, la dependencia económica que muchos países africanos siguen teniendo de sus ex colonias, en este caso Francia; es lo que él llama colonización económica "Si un gobierno no tiene el poder del dinero ni de los ejércitos no tiene el poder real". Por eso concluye que es necesario que los países africanos tengan democracias auténticas, que no se sostengan desde el exterior dictadores y gobiernos corruptos que no trabajan para que las riquezas lleguen a sus pueblos. "Los países poderosos del mundo deben cambiar las políticas internacionales", dice, y termina: "El Occidente tiene la tecnología y dinero, nosotros Africanos tenemos recursos. ¿Por qué no podemos conjugar las ambas cosas para que todos aprovechamos?"

Otro aspecto que abordará la Campaña, especialmente a través de su trabajo en educación para el desarrollo, es cambiar nuestro modelo de Consumo y Producción, que está detrás de los mecanismos de expolio de los RRNN. Es esencial que la Unión Europea considere la explotación de los recursos naturales en África como una cuestión fundamental para erradicar la pobreza al tiempo garantiza nuestro propio bienestar. Los consumidores debemos reflexionar sobre nuestro poder y nuestra responsabilidad y preguntarnos de dónde vienen los productos que consumimos.

Por último la responsabilidad social efectiva de la Empresa: la Campaña hará un seguimiento a dos Directivas Europeas referidas a fomentar y mejorar la transparencia de las empresas y la directiva sobre información no financiera. Mientras las directivas europeas solo hablen de la buena voluntad de las empresas no llegaremos a ningún lado.