La vuelta sillista en Cádiz

Los alumnos y alumnas de la Red Solidaria de Jóvenes de varios centros educativos de la provincia han organizado una gira por cinco ciudades con la Silla Roja, denominada ‘la vuelta sillista'. En cada parada se expone la Silla Roja, símbolo que reclama que la educación es un derecho al que no tienen acceso 51 millones de niños y niñas en el mundo, y se recogen firmas para que la educación sea una prioridad en la nueva agenda global de desarrollo de la ONU.

La Vuelta sillista dio comienzo el 6 de marzo en El Puerto de Santa María, con el apoyo de la Concejalía de Educación María Antonia Martínez, que felicitó a Entreculturas "por su magnífica iniciativa, con la que quieren llamar la atención de toda la sociedad" y pidió que "nos impliquemos todos, garantizando el derecho a la educación de todos los menores". La primera etapa llevó la Silla Roja hasta Jerez de la Frontera y después a Cádiz y a Chiclana de la Frontera.

El alcalde de Chiclana, Ernesto Marín, acompañado de la delegada municipal de Educación, María Eugenia Fernández, estuvo presente en la celebración del acto en la Plaza Mayor. Marín declaró que "la educación es la base fundamental del progreso de una sociedad. Allí donde se potencia la educación y la cultura, se encuentra una nación fuerte, referente y desarrollada. Ocurrió en Europa, en Norteamérica y en Oceanía y ahora es el momento se seguir apostando por África, Sudamérica y Asia". En este sentido, resaltó "la acción que deben desarrollar las administraciones públicas, dado que solo desde el poder público se podrá aportar el empuje definitivo que tienen este tipo de iniciativas encaminadas a lograr un mundo mejor".

El 30 de abril finalizó ‘la vuelta sillista' con un acto en la plaza del Castillo del Puerto de Santa María al que acudió la teniente alcalde delegada de Educación, María Antonia Martínez. Coincidiendo con la SAME (Semana de Acción Mundial por la Educación), unos 90 estudiantes de varias localidades junto con profesores se concentraron para finalizar esta iniciativa que ha pasado pro Jerez, Cádiz, Chiclana y Alcalá de los Gazules.

Martínez señaló que los voluntarios de este colectivo y miembros de la Red Solidaria de Jóvenes de varios centros educativos de la provincia, son quienes han hecho visible la campaña de concienciación social y apoyo al derecho a la educación, añadiendo que "la silla roja nos ha servido para tener muy presente que en el mundo, 58 millones de niños y niñas aún no pueden acceder a la escuela". También ha agradecido a Entreculturas, "la labor desarrollada en este campo y la llamada de atención que nos han dado a toda la sociedad".