La AECID apoya el trabajo de Entreculturas por la educación con dos nuevos convenios

Precisamente el horizonte de 2015, fecha en que se pretende haber cumplido los Objetivos de Educación para Todos y Todas recogidos en el Marco de Acción de Dakar, es una de las razones para que Entreculturas, junto a Ayuda en Acción y Educación Sin Fronteras -integrantes de la Coalición Española de la CME-, intensifique durante los próximos cuatro años la sensibilización, formación y movilización en torno a este tema con el apoyo de la AECID.

Así, el convenio firmado contempla la investigación, sistematización, difusión y análisis de buenas prácticas para contar con información rigurosa y práctica que dé cuenta de los avances realizados y de los retos pendientes. En el Sur, estas buenas prácticas estarán referidas al logro una educación de calidad para todos y todas; y en el Norte, mostrarán la sensibilización, formación y movilización que llevan a cabo profesorado, equipos directivos y alumnado. La información obtenida sobre el papel de la educación en los procesos de desarrollo servirá para llamar la atención de los medios de comunicación.

Además, con la línea de Educación Formal, se ofrecerán herramientas y espacios a los centros educativos en relación con los contenidos propuestos, para que cuenten con el material didáctico necesario y puedan poner en marcha actividades y proyectos de educación para el desarrollo sobre estos mismos temas. También se formará al voluntariado implicado en procesos de educación para el desarrollo para aumentar su capacidad de sensibilización, formación y movilización de personas y grupos en contextos educativos, en relación con el Marco de Acción de Dakar y la importancia capital del derecho a la educación en la erradicación de la pobreza.

La última línea de trabajo de este convenio consiste en fomentar la participación y la ciudadanía desde la práctica y la movilización social. Se busca que la comunidad educativa y la sociedad en general se movilicen a favor del derecho a la educación, y establezcan un diálogo más cercano con los gobernantes, especialmente a través de la Semana de Acción por la Educación.

En total, a lo largo de los 4 años de ejecución del convenio con la AECID, se estima que las acciones llegarán a cerca de 820.000 alumnos y alumnas de todas las edades y más de 32.000 docentes en 1.120 centros escolares. Sin olvidar a cientos de voluntarios ni a los medios de comunicación que colaboran en la difusión de los mensajes y en la información sobre actividades realizadas.

 

 

 

Pero Entreculturas también trabajará por la educación para todos y todas en el terreno gracias al convenio de Mejora de la Calidad Educativa para la Inserción Social de Poblaciones Vulnerables en América Latina, firmado también con la AECID. Bolivia, Perú, Ecuador, Paraguay, Colombia, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, República Dominicana, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Panamá, Haití, Guatemala y Venezuela serán 17 los países que acojan, a través de Fe y Alegría como socio local, un total de 41 proyectos enfocados en ampliar el acceso a la educación, mejorar su calidad, aportar formación técnica profesional y ocupacional y diseñar e implementar estrategias de incidencia sobre políticas públicas educativas.

El primer objetivo de este convenio es que niños y niñas, además de jóvenes y adultos, procedentes de contextos altamente vulnerables o de ámbitos de exclusión social, accedan a propuestas educativas públicas de calidad, formales, no formales o alternativas, flexibles y adecuadas al contexto. Será a través de proyectos de ámbito nacional en Bolivia, Perú, Paraguay, República Dominicana, Guatemala, Haití, Nicaragua, Panamá y El Salvador.

La segunda meta, en la cual se centran los mayores recursos y esfuerzos del convenio, es el aumento de la calidad educativa en toda la región (los 17 países mencionados). Para conseguirlo, se buscará mejorar la enseñanza en aula y práctica profesional del cuerpo docente, los procesos de gestión y planeación educativa de los equipos directivos, la participación de la comunidad educativa en estamentos de gestión escolar y los modelos de evaluación del sistema educativo.

También de carácter regional son los proyectos destinados a poner en marcha una estrategia de capacitación que provea nociones y herramientas de incidencia al personal de cada Fe y Alegría nacional. A partir de una propuesta formativa común, cada Fe y Alegría podrá acordar la modalidad y la estrategia nacional de formación que más se adapte a sus exigencias. El programa incluye formación socio-política para los y las docentes y las comunidades locales de los centros educativos de Fe y Alegría, con el fin de concienciar a toda la institución y a la sociedad civil sobre sus responsabilidades y deberes en relación a la educación.

Respecto a la educación técnica, con ella se buscará incrementar la empleabilidad de jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad y exclusión socioeconómica, con dificultades de continuidad educativa en ciclos superiores o excluidos del sistema de educación formal. Será a través de formación profesional y ocupacional, reglada, certificada y adaptada al mercado laboral. Este punto se trabajará mediante proyectos de ámbito nacional en Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, R. Dominicana, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, El Salvador y Venezuela.

A lo largo de los próximos cuatro años, la población joven y adulta de la Comarca indígena Ngabe Buglé, en Panamá, tendrá la posibilidad de terminar sus estudios de primaria, y los chicos y chicas de bajos recursos del municipio El Progreso, en Honduras, podrán optar por una formación técnica que les facilite el acceso a un empleo. Todo mientras en España miles de estudiantes de todos los niveles toman conciencia de la importancia clave que tiene la educación para terminar con la pobreza y conseguir un mundo más justo. Son sólo algunos ejemplos de las realidades que Entreculturas hará posibles gracias a los dos convenios firmados con la AECID.