Fe y Alegría vuelve a ser víctima de la violencia en Venezuela

Esta violencia cada día toca más de cerca a Fe y Alegría. En enero se produjo el asesinato de ocho jóvenes en el barrio de El Vigía, de los cuales 5 eran exalumnos y uno alumno en la escuela Santiago de Onia. Pocos días después murió otro alumno asesinado de la escuela María Inmaculada, en el Barrio Unión de Petare.

Ante esta realidad, Fe y Alegría tiene un compromiso firme por impartir una educación de calidad, una educación que sea para la paz y la vida. Desde su labor en Fe y Alegría, Germán apoya esta labor de construir y fortalecer esa educación para la paz y la vida que Venezuela necesita. Además, apoya el sostenimiento del observatorio de las cárceles venezolanas para que los reclusos sean tratados como seres humanos. Como nos dicen desde Venezuela, "Germán es el amigo incondicional, dotado de una profunda sencillez y calidad humana, que con su presencia, su juicio acertado, su tesón, su fe en la gente, nos recuerda la importancia de mantener viva nuestra misión e identidad, superando los obstáculos para que en nuestros centros y emisoras de radio se formen verdaderos ciudadanos".

Fe y Alegría ha realizado un llamamiento a la sociedad venezolana para que se sume a su apuesta por combatir la violencia que tanto daño está haciendo; por rescatar los valores de solidaridad y fraternidad del venezolano; por reafirmar el compromiso de educar a los más necesitados. También ha emitido una llamada de atención al Estado a fin de que asuma, con mayor tesón, su lucha por detener la violencia y a las autoridades competentes que agoten los recursos necesarios para lograr la pronta liberación de Germán.

Desde Entreculturas nos sumamos al dolor de toda la familia de Fe y Alegría en general y al de la familia de Germán en particular, deseando su pronta liberación.

Noticia relacionada:

Mueren asesinados 8 alumnos de Fe y Alegría en Venezuela 29/01/2009