Entreculturas refuerza la alimentación familiar para hacer posible la educación

Acompañando el retorno de las familias refugiadas de Burundi

El Instituto de Investigación Internacional de la Política Alimentaria (IFPRI) informa de que cinco países de África Subsahariana copan los cinco primeros puestos del ranking mundial del hambre; son: Burundi, Eritrea, República Democrática del Congo, Etiopía y Sierra Leona. En Burundi, Entreculturas apoya el proyecto "Reintegración socio - económica de refugiados retornados en la provincia de Muyinga", desarrollado por el Servicio Jesuita a Refugiados con el apoyo de Entreculturas. 

La sangrienta guerra civil entre hutus y tutsis a comienzos de la década de los noventa provocó que miles de burundeses huyeran a la vecina Tanzania y se asentaran en campos de refugiados. A medida que la situación interna del país se fue pacificando, muchas personas de las que por entonces se convirtieron en refugiadas decidieron regresar a sus hogares para intentar rehacer sus vidas. La provincia de Muyinga, en el noreste de Burundi y fronteriza con Tanzania, es una de las provincias que más personas retornadas ha recibido de este país (unas 73.347 personas; un 20 % del total de 365.355 que han llegado a todo Burundi). Esto ocasiona una situación complicada, ya que la comunidad local, empobrecida y mal nutrida, se siente presionada por la llegada de las nuevas familias repatriadas. 

En medio de este contexto, el proyecto de Entreculturas pretende garantizar -en la medida de lo posible- la seguridad alimentaria y el acceso a la educación de unas 1.500 familias (tanto retornadas como de acogida) de la provincia de Muyinga. El proyecto posee un carácter urgente, dadas las condiciones actuales de la población pero, a su vez, cuenta con un componente claro de desarrollo a largo plazo al aportar, de forma significativa, soluciones duraderas en el ámbito agrícola-ganadero. 

La preocupación fundamental es, en un primer momento, alcanzar la producción de alimentos suficientes para una población en pleno crecimiento demográfico, mediante el logro de un cambio significativo en el manejo del campo y del suelo, mediante la adopción de nuevas tecnologías y de mejores métodos de producción de alimentos. Por ello, la formación y capacitación de las personas beneficiarias se muestra indispensable. 

Este proyecto busca, en última instancia, favorecer la inserción de las familias retornadas en las comunidades y, en consecuencia, promover la convivencia pacífica entre toda la población. 

 

Nutrición y educación, una estrategia combinada contra la pobreza

HambreProyectosEC_inter La desnutrición es un problema que afecta seriamente a miles de niños y niñas guatemaltecos especialmente de las zonas rurales y de áreas de población indígena (en algunos municipios, como en San Pablo la Laguna, la incidencia de la desnutrición crónica es del 82%). Las estimaciones oficiales indican que se trata de un millón de menores los que padecen desnutrición crónica en este país, de 13 millones de habitantes.

Entreculturas lleva a cabo en Guatemala una estrategia de desarrollo que combina la nutrición y la educación de cara a ir mejorando y dignificando la vida de todas estas personas, especialmente niños y niñas, que engrosan las cifras de la pobreza. 

Por citar un ejemplo, mencionar el Programa de Alfabetización de mujeres en Santa María Chiquimula que, junto con la Parroquia de Santa María Chiquimula, Totonicapán, impulsamos a fin de mejorar las condiciones de vida de 523 mujeres indígenas y de sus respectivas familias. 

La parroquia lleva 16 años desarrollando un programa de salud materno-infantil (con niños de 0-6 años, mujeres embarazadas y viudas). Y, desde hace ocho años, como complemento a este programa, se ha desarrollado un proyecto que trata de mejorar, de forma paralela, la alfabetización de estas mujeres y su acceso a una alimentación adecuada. Para mejorar este acceso se promueven huertos familiares. Dada la pobreza y la desnutrición de buena parte de la población de Totonicapán, resultaba inviable la ejecución de un programa meramente educativo. 

Con este proyecto, además, se promueve la perspectiva de género y la perspectiva multicultural.

 

Link de interés

- Informe PNUD: "La niñez guatemalteca en cifras"