Entreculturas participa en el Congreso Internacional de Fe y Alegría “Culturas juveniles, ciudadanía y paz”

  • Colombia

Entre el 16 y el 18 de octubre tendrá lugar en Barranquilla (Colombia) el XLV Congreso Internacional de Fe y Alegría con la nota especial de que este año estará protagonizado por jóvenes de entre 16 y 22 años representantes de las juventudes de cada país en el que está presente la Federación, incluida España. El título es "Culturas juveniles, ciudadanía y paz".

Según el último informe de Naciones Unidas sobre el ‘Estado de la población mundial’, hay unos 1.800 millones de jóvenes en nuestro planeta. Esto significa que más de un 25% de la población mundial tiene hoy entre 10 y 24 años de edad. 

La adolescencia y la juventud son etapas especiales para el desarrollo de las potencialidades hacia una vida con dignidad y hacia una participación responsable en la esfera pública. Fe y Alegría lo tiene claro y habla de “juventud” desde un enfoque inclusivo, de derechos humanos, de género y generacional como un reconocimiento a la diversidad de personas y de realidades. Porque existe mucha complejidad y muchas diferencias entre los y las jóvenes hoy en día en función de los contextos sociales, culturales, políticos y económicos.

En esta línea, reconociendo la especificidad y la importancia de este grupo de personas, la Federación Internacional de Fe y Alegría (FIFYA) acordó dedicar su Congreso 2015 a los jóvenes con el fin de escuchar sus reflexiones, sus deseos y sus dificultades en su camino hacia el desarrollo personal. De todos esos aportes surgirá la propia agenda a desarrollar por la Federación y, por consiguiente, las líneas directrices a seguir en el trabajo con jóvenes desde los diferentes países que integran este movimiento, España incluida. 

El Congreso se celebrará en Barranquilla (Colombia) este fin de semana (16, 17 y 18 de octubre), con la participación de chicos y chicas de entre 16 y 22 años representantes de las juventudes de cada país que conforman la FIFYA. Bajo el lema "Culturas juveniles, Ciudadanía y Paz", el objetivo es dialogar en torno a lo que supone ser una mujer joven y un hombre joven hoy: quiénes son, qué hacen, cuáles son sus dificultades, cuáles las demandas de sus contextos y cómo pueden contribuir a generar una cultura de participación activa y de paz en sus lugares de origen y en el mundo. 

Por parte de España participarán Carlos Latorre (Valencia), José Manuel Olivo (Sevilla) y Alba Campos (Murcia), de 19, 21 y 18 años respectivamente, en representación de los más de 2.200 integrantes de la Red Solidaria de Jóvenes. Todos han sido miembros de esta red recientemente y, en la actualidad, siguen formándose y colaborando desde sus respectivas delegaciones. Les acompaña Yenifer López, del departamento de Educación de Entreculturas, y Luis Arancibia, director adjunto. Además, al término del evento coincidirán con Daniel Villanueva SJ, director de Entreculturas, y con Ramón Almansa y Pablo Funes, del departamento de Cooperación, quienes asistirán con motivo de la reunión de Directores de Fe y Alegría que se desarrollará a continuación.


Entrescuelas, un laboratorio de ciudadanía global

En Entreculturas estamos convencidos de que los jóvenes son los protagonistas del cambio y la transformación que queremos, y por eso nos parece tan importante facilitar su participación y servir de altavoz para que sus puntos de vista se escuchen, ya que así se fomentará de manera más eficaz su compromiso con los desafíos globales. 

En esta línea, llevamos casi 15 años impulsando la Red Solidaria de Jóvenes, un programa de participación juvenil dirigido a adolescentes de entre 12 y 18 años que realizamos en colaboración con los centros escolares y otras instituciones educativas como asociaciones, programas municipales, etc. A través de la formación, el intercambio de experiencias y la realización de acciones solidarias se fomenta que los y las participantes desarrollen actitudes y valores de solidaridad, experimentan que el cambio social es posible, mejoren su desarrollo cognitivo y adquieran capacidades básicas para el ejercicio de una ciudadanía global; además contribuye a la prevención de conductas de riesgo, así como a la mejora de la integración social, de la cohesión y la convivencia en el centro educativo o la comunidad. 

Con ello enriquecemos nuestra tradición de Educación Popular con los componentes de la Educación para la Ciudadanía Global, de forma que la humanidad  se convierta en comunidad de pertenencia y espacio de participación sociopolítica. 

En los ocho últimos años, además, hemos intensificado la colaboración con nuestros socios estratégicos, Fe y Alegría y Servicio Jesuita a Refugiados, con el objetivo de ofrecer a los y las jóvenes de distintos países oportunidades para ejercer, de manera concreta, la ciudadanía global. A esta línea de acción la hemos llamado Entrescuelas, porque creemos que tendiendo puentes entre contextos educativos de distintas realidades culturales, geográficas y socioeconómicas, podemos convertir nuestras escuelas en “laboratorios de ciudadanía global”. 

Estas experiencias ayudan a los jóvenes a desarrollar una identidad cosmopolita compatible con el arraigo y la valoración positiva de sus identidades locales, así como con el respeto a distintas identidades culturales; a construir diagnósticos compartidos sobre los problemas que les afectan, analizando las cadenas de interdependencia entre lo local y lo global; y a elaborar nuevas narrativas que ayuden a la juventud mundial a afrontar los grandes desafíos globales como la pobreza y la desigualdad extrema, la violencia y  la degradación ambiental. 

Enlaces relacionados