Cocina, arte y música, la propuesta de la delegación de Valencia para fomentar la interculturalidad

“La cocina es un acto de generosidad, que ayuda a conocer a otras personas y a tender puentes”, Sonia es una de las participantes del taller online de cocina intercultural, una iniciativa de Entreculturas Valencia enmarcada en su proyecto ‘A la Fresca’. 

Hummus de garrofón, niguiris a causa limeña, taco fish and chips, pasta chilli crab… son algunas de las recetas que están aprendiendo las cerca de 50 personas que se han inscrito al curso para cocinar semanalmente platos elaborados por un chef. Como el contexto ha obligado a realizar el curso de manera virtual, se están usando las redes sociales para que las personas participantes puedan compartir su experiencia y sus platos con el fin de crear comunidad e interactuar con el resto de participantes. Las recetas de este taller de cocina tienen la característica de fusionar dos culturas. El resultado: un viaje gastronómico con una diversidad de sabores y colores.

Y es que, como dice Sonia, “la riqueza de nuestra gastronomía se encuentra precisamente en las migraciones. La suma de conocimientos nos ayuda a mejorar individual y colectivamente”. A través de las clases de este taller, Sonia ha podido reflexionar sobre algunas cuestiones como que “muchas veces hablamos de Latinoamérica como una unidad, cuando existe una gran diversidad entre países, e incluso dentro de cada país. Es algo que también ocurre cuando hablamos de África, o de Asia” afirma.

El acercamiento a diversas culturas y la mejora de la convivencia intercultural son dos de los objetivos de ‘A la Fresca’ en el que se espera que participen un total de 4.000 mujeres y 2.570 hombres. Para ello, nuestras compañeras y compañeros de la delegación de Valencia, están organizando una serie de actividades socioculturales para fomentar la participación ciudadana y la interacción entre diversas culturas en tres distritos de la Comunidad: Algirós, Camins al Grau (Valencia) y Nazaret (Alicante).

La experiencia está permitiendo a la delegación crear lazos con otras organizaciones que dan pie a futuras intervenciones conjuntas en aras de fomentar la ciudadanía global.
 

Arte urbano y música por la convivencia
Además de en la cocina, el proyecto ‘A la Fresca’ también ha mostrado la interculturalidad en las calles y en la música.

Vecinos y vecinas de Valencia pudieron participar en las rutas de arte urbano que recorrieron el distrito de Maritim - Serreria, conociendo su arte y arquitectura, y el de Algirós, donde apreciaron la relación del arte y la lucha vecinal. En el distrito 2 de Alicante encontraron la diversidad cultural en edificios y murales.

Asimismo, se realizó el taller ‘Rap por la convivencia’, en el que se transmitió la historia positiva de la cultura Hip Hop y se animó a la creación de una canción de Rap sobre el tema de la interculturalidad

Como expresaron algunas de las personas participantes, fueron experiencias muy gratificantes que demuestran que, cuanto más conocemos, más respetamos y nos interesamos por diferentes culturas.

Curso de Monitores/as de Tiempo Libre
Por otro lado, desde el proyecto financiado por Caixa Popular: ‘La juventud Valenciana actúa: Ciudadanía global para no dejar a nadie atrás’, cuyo objetivo principal es proponer una alternativa formativa a la juventud de Valencia en riesgo de exclusión social se ha puesto en marcha un Curso Oficial de Monitor/a de Actividades de Tempo Libre. 

Un curso certificado por el Instituto Valenciano de la Juventud que da la oportunidad a seguir formándose y mejorar la empleabilidad de jóvenes en estos momentos tan complicados para encontrar empleo y en el que están participando un grupo diverso de personas desde los 16 hasta los 33 años y de diferentes nacionalidades como Colombia, Venezuela o Marruecos.

Nuestro voluntario Agustín, participante del mismo, nos cuenta que se ha creado un grupo de personas “con mucho compañerismo, muchas historias de vida y mucha diversidad de personalidades y formas de pensar”.