Agua para hoy, ¿sed para mañana?

A diferencia de las guerras y los desastres naturales, esta crisis mundial silenciosa no insta a que se desarrolle una acción internacional coordinada, a pesar de ser necesaria. Por ello, además de la creación de un Plan de Acción Mundial, el Informe sobre Desarrollo Humano de 2006 recomienda la adopción de tres medidas básicas para lograr el éxito: hacer del agua un derecho humano, elaborar estrategias nacionales para el agua y aumentar la asistencia internacional. El coste del cumplimiento del objetivo de desarrollo del Milenio en el acceso al agua y al saneamiento asciende a 10.000 millones de dólares, una cantidad importante pero que representa menos de los gastos militares realizados en 5 días y menos de la mitad de lo que gastan los países desarrollados al año en agua mineral.

En la actualidad, 1.100 millones de personas carecen de acceso a agua potable, y 2.600 millones no disponen de acceso a servicios de saneamiento.