foro humanitario europeo

FORO HUMANITARIO EUROPEO: EL ROL DE LA EDUCACIÓN EN LAS EMERGENCIAS

Hemos reivindicado el importante papel que tiene la educación en las crisis humanitarias en el III Foro Humanitario Europeo que se está celebrando este lunes y martes en Bruselas. Bajo el título, «Escuelas en crisis: los retos del derecho a la educación en las crisis prolongadas de Venezuela y Colombia”, la conferencia, que contó con expertos y expertas llegados de Venezuela y Colombia, ha profundizado en el decisivo rol que juega la educación en los escenarios de crisis prolongadas que viven su respectivos países.

Los diferentes testimonios han alentado a la comunidad internacional a devolver el peso a la Educación en Emergencias en un momento donde más de 78 millones de niños y adolescentes que se ven afectados por crisis humanitarias se encuentran fuera de las escuelas. Un dato que, señalan desde Entreculturas, también viene acompañado por un déficit en los fondos humanitarios destinados a educación en todo el mundo. 

“La educación es un mecanismo que salva vidas por eso debe garantizarse en cualquier situación o crisis”. Con estas palabras Macarena Romero, Técnica de Incidencia Política de Entreculturas dio comienzo a la conferencia. “Si bien la educación es clave para invertir en paz, estabilidad y crecimiento económico, es uno de los ámbitos que menos fondos humanitarios recibe, percibiendo menos del 4% del presupuesto humanitario global entre 2016 y 2022”, afirmó. 

Perspectivas desde el Foro Humanitario Europeo sobre la educación en el contexto de Venezuela y Colombia 

En cuanto a la región latinoamericana, Milena Sinisterra, Coordinadora de la Oficina del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Colombia en el Valle del Cauca, señaló cómo “los períodos de crisis vividos han contribuido al aumento de la deserción escolar, al obligar a las comunidades a desplazarse de sus territorios para evitar que sus niños y niñas sean reclutados por grupos armados”. Ante esta situación, Milena recalcó que “es vital el apoyo de la comunidad internacional para fortalecer el proceso educativo de los niños y niñas en Colombia y particularmente de esta región pacífica olvidada por el Estado”.

Por su parte, Yaika Weber, Gerente de Servicios Educativos de Fe y Alegría Venezuela en Caracas, y Álex Ríos, Director de la Escuela Ramón Paz Ipuana de La Guajira venezolana, quisieron dar énfasis a cómo la transformación educativa debe abarcar desde lo pedagógico a lo económico para lograr un impacto social real en situaciones de emergencia prolongadas. En palabras de Yaika, uno de los primeros pasos es “trabajar para que la educación sea de calidad, relevante y culturalmente adecuada para las comunidades afectadas, utilizando un enfoque de desarrollo de habilidades prácticas que sean útiles en cada contexto”.

Priorizando la educación en situaciones de crisis

Andrea Koulaimah, Directora del Departamento para la Ayuda Humanitaria de la Comunidad Europea (ECHO), afirmó que si “preguntas a cualquier niño o a cualquier padre o madre en un contexto de crisis cuál es la primera necesidad que tiene, te dirá que la educación, porque una necesidad hoy y será una necesidad mañana, además de una inversión en el futuro”.

En lo referente al papel de España, Paula de Diego Rincón, Directora Adjunta de la Unidad de Prevención y Evaluación de la Oficina de Acción Humanitaria de la AECID, recalcó que “es una realidad que la educación en situaciones de emergencia no cuenta con fondos suficientes”. Una situación que España trabaja por revertir al convertirla en una de sus cuatro prioridades estratégicas en materia de cooperación, estudiando aumentar aportación: “Queremos seguir aumentando nuestra financiación y nuestro presupuesto”.

Arnout Mertens, Director Internacional de Programas e Innovación de Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), reflexionó sobre cómo este tipo de proyectos educativos se “encuentran situados en el triple nexo de la acción humanitaria, la cooperación al desarrollo y la construcción de la paz”. Además, Arnout reivindicó el papel de la educación como una herramienta crucial para que las personas desplazadas forzosamente “se curen, aprendan y determinen su propio futuro”.

Por último, Asunción Taboada, Responsable de Acción Humanitaria de Entreculturas, tomó la palabra para terminar la conferencia presentando las principales reivindicaciones y mensajes claves del panel de expertos y expertas. Asunción señaló que “estas experiencias demuestran que la educación en contextos de emergencia debe ser reconocida como una fuente de seguridad, transformación y cambio global al dar oportunidades de futuro al alumnado, al profesorado y a las familias afectadas por las crisis”.  

Noticias relacionadas:

Suscríbete a la newsletter

Si quieres recibir nuestra newsletter mensual y los correos puntuales en los que te ofrecemos información, no dejes de completar este formulario. Al instante, te daremos de alta en nuestra base de datos y podrás estar al tanto de todas las novedades.

Desde ENTRECULTURAS FE Y ALEGRÍA ESPAÑA trataremos los datos aportados en calidad de Responsable del tratamiento con la finalidad de… Seguir leyendo.

Ir al contenido