Mi nombre es Begoña, estudio el grado de Educación en Magisterio Primaria y formo parte del voluntariado de la delegación de Zaragoza de Entreculturas desde hace casi tres años. 

Recientemente participé en la exposición Somos Migrantes, una experiencia que me ha dado la oportunidad de acercarme a realidades bastante desconocidas para mí. Aunque las personas voluntarias en Entreculturas tenemos este tema presente y nos formamos en él, es complicado poner nombre y apellidos a personas que han sufrido o sufren una migración forzosa, esta exposición pone rostros e historias a las personas migrantes, te introduce en diferentes vidas con una realidad en común.
 
Por otro lado, he aprendido que siempre hay esperanza, sabiendo que hay personas que han dejado atrás sus vidas para dedicarse íntegramente al apoyo, acompañamiento y ayuda de aquellas personas migrantes. Esta gente que sana y da su vida por los demás me demuestra que hay fe y esperanza más allá de las fronteras.

Poder visitar la exposición con compañeras y compañeros que están en Zaragoza, como solicitantes de asilo, o que han trabajado con personas migrantes que han estado en la Frontera Sur y escuchar sus testimonios ha sido muy especial. Somos Migrantes es, además, una oportunidad para leer, reflexionar y compartir vivencias relacionadas con las realidades que los paneles de exposición muestran, muchas veces de personas conocidas o amistades que hemos tenido la oportunidad de conocer y que han pasado por esa situación.
 
Tanto el diseño de esta exposición como todos los datos que aparecen en ella nos invitan a investigar e informarnos más. Es una forma creativa de atraer a personas que conocen el tema y que quieren aprender un poco más. Conociendo y acercándonos a este tipo de proyectos nos formamos para crear conciencia en otras personas, y es así como se generan cambios ante estas situaciones, mediante los pequeños cambios locales.
 
Invito a todos a participar en iniciativas como Somos Migrantes, porque ha sido para mí una oportunidad para conectar con personas reales y con aquellas razones por las que han tenido que emigrar.