Pilar Ortega, Javier Galán y María Llana

Pilar, VOLPA en Nicaragua, acogió a Javier y María durante su Experiencia Sur en Lechecuagos el pasado verano

Recibir un año más a voluntarios de Entreculturas ha supuesto para mí otra gran oportunidad para seguir creciendo. Javier y María, dos jóvenes de Experiencia Sur, vinieron el pasado mes de agosto a Lechecuagos para conocer el trabajo educativo que el Núcleo de Educación Rural (NER), junto a  Fe y Alegría, llevamos a cabo con las poblaciones rurales de la región.

A pesar de no habernos visto antes, fue una convivencia muy completa porque no sólo eran dos personas entregadas y dispuestas, sino que además -por su formación e intereses- hicimos un gran equipo. Visitamos juntos varias comunidades y sus pequeñas escuelas, como la de Santa Ana o la de San Rafael. Les presenté a los profesores y profesoras del NER y tuvimos ocasión de intercambiar conversaciones muy interesantes gracias a los conocimientos de María y Javier sobre prevención de violencia de género o seguridad y soberanía alimentaria.

La verdad es que solo fueron 20 días, pero muy intensos. Espero haber sido buena anfitriona y haberles podido transmitir la confianza y el bienestar que en su momento me transmitieron a mí, cuando fui de Experiencia Sur a Ecuador y me recibió el VOLPA Pepe Magallón para ayudarme a asimilar y a procesar una realidad a menudo muy diferente de la propia. ¡Ha sido un placer, chicos! ¡Espero que volvamos a coincidir pronto en el camino!