María Bazal

Secretaria de Dirección de Entreculturas

Formo parte de Entreculturas desde el comienzo de la organización, desde el año 2000. Lo que más valoro de pertenecer a una organización como esta es que me permite desarrollar mi trabajo profesional de forma coherente con mi opción personal de vida y de fe. Trabajando en Entreculturas estoy contribuyendo a llevar a cabo el Reino de Dios y su Justicia, a que este mundo sea un poquito mejor… y esto también le llega a mi familia, porque es un trabajo que trasciende, que no deja indiferente, y no hacen falta grandes discursos para que la gente de tu alrededor se sume y te apoye.

Sin duda, lo primero que destaco de Entreculturas es el equipo humano, tanto voluntarios como contratados, todos y cada uno de ellos. Estupendos profesionales pero, y lo que es más importante, grandes personas que día a día me dan ejemplo de vida coherente y comprometida sabiendo desarrollar su trabajo desde la pasión, con apertura a la novedad pero siempre desde la reflexión y el análisis.

En todos estos años para mí también ha sido una experiencia muy rica el encuentro con las personas del Sur. Conocer Fe y Alegría Perú con otros compañeros de Entreculturas fue un momento precioso de compartir emociones, de poner rostro al trabajo de tantos hombres y mujeres que, desde situaciones de adversidad, han convertido el futuro de muchos niños y niñas en un futuro de posibilidades, de esperanza. Y destaco también otros momentos importantes de aprender y compartir, los Encuentros Nacionales, las Jornadas de Identidad, las celebraciones de cumpleaños y de Navidad en la cocina, el espacio de meditación y silencio que se ha organizado los lunes por la mañana para empezar bien la semana. Solo puedo decir que vivo con agradecimiento los años que llevo formando parte de Entreculturas.