Programas de Entreculturas

CONVENIO DE EDUCACIÓN TRANSFORMADORA (AECID) 

Durante el segundo año de convenio se han profundizado los procesos para que los centros participantes de Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Haití, Perú, Colombia y Bolivia desarrollen una educación que promueva la paz y la equidad. Con el financiamiento de la AECID, y en consorcio con ALBOAN, las Fe y Alegrías de estos 7 países han puesto en marcha formaciones sobre equidad de género con la comunidad educativa. El trabajo con jóvenes ha dado sus primeros resultados, sumando casi 9.000 jóvenes que han puesto en práctica acciones de ciudadanía vinculadas a procesos de promoción de la cultura de paz.

A nivel regional se han sentado las bases para iniciar la construcción de una propuesta educativa con la participación de docentes de los países involucrados para una educación transformadora en contextos de violencia y discriminación de género.



FONDO “LA LUZ DE LAS NIÑAS”

En mayo de 2012 se creó el Fondo “La LUZ de las NIÑAS” para apoyar proyectos orientados a mejorar las condiciones de vida y el desarrollo de las niñas y jóvenes que viven situaciones de extrema vulnerabilidad. 

Cada año se han sumado nuevos proyectos, en nuevos países, siempre con la mirada puesta en las niñas y adolescentes y trabajando en tres líneas estratégicas: acceso a la educación, prevención de la violencia y atención y rescate de niñas y adolescentes en situación de violencia de algún tipo, especialmente la violencia sexual.
En 2016 la intervención se localizó en 7 países: Nicaragua, Haití, Chad, Angola, Sudán del Sur, República Centroafricana y R.D. Congo. Se ha logrado que casi 5.000 NIÑAS hayan mejorado su vida en el día a día, en un contexto familiar y escolar menos agresivo.

Han adquirido conocimiento sobre sus derechos y mecanismos de protección de los mismos. Desde el acompañamiento psicológico especializado, la continuidad educativa en la escuela y el desarrollo y fomento de valores, las NIÑAS logran incrementar su capacidad de resiliencia para superar las situaciones traumáticas vividas y afrontar los nuevos retos. Además, padres, madres y docentes han participado en procesos formativos que promueven el cuidado desde el respeto y protección a sus hijas. Aún son grandes los desafíos, pero los avances concretos estimulan nuestro trabajo y el de nuestros socios.

En el próximo año continuaremos el trabajo en Nicaragua, Haití, Chad, Sudán del Sur y R. Centroafricana y comenzaremos en Camerún, R.D. Congo, Guatemala, El Salvador, Perú, Honduras y Bolivia. Seguimos sumando países y haciendo realidad los sueños de las NIÑAS.



PROGRAMA DE HABILIDADES PARA EL EMPLEO (ACCENTURE) 

Durante 2016 hemos dado continuidad al programa trienal de formación para el trabajo que, en junio de 2015, emprendimos junto a Accenture. En el primer año, hemos centrado los esfuerzos en ofrecer formación en competencias transversales para el empleo a más de 21.000 alumnos y alumnas. También hemos iniciado la formación en competencias específicas y las actividades destinadas a facilitar la inserción laboral de los estudiantes.

El objetivo global para el fin del programa, en 2018, es que más de 80.000 jóvenes se formen para el empleo, que 57.000 reciban cualificación específica en los sectores de trabajo de mayor demanda de sus países y que 41.000 accedan al mercado laboral. El programa cuenta con una aportación de 3,8 millones de dólares por parte de Accenture y se está llevando a cabo en 21 países junto a Fe y Alegría en Latinoamérica y África, el Bachillerato Pedro Arrupe en México, Radio ECCA en España y el Servicio Jesuita a Refugiados en Uganda y Sudáfrica.



PROGRAMA DE CALIDAD EDUCATIVA (TELEFÓNICA) 

Tras más de 4 años de trabajo continuo, en 2016 hemos concluido nuestro programa conjunto con Fundación Telefónica, cuyo objetivo ha sido extender el Sistema de Mejora de la Calidad Educativa de Fe y Alegría a 60 centros de 6 países de América Latina.

Para conseguirlo, hemos puesto en marcha planes de mejora en los que han participado tanto los equipos docentes y directivos de las escuelas como los alumnos y alumnas, sus familias y las comunidades locales. Las dos primeras fases del programa fueron de evaluación y reflexión. En la tercera, implementamos los planes de mejora y dimos seguimiento y acompañamiento a los centros. Por último, llevamos a cabo una evaluación de contraste, que ha puesto de manifiesto que la gran mayoría de las escuelas ha logrado una aplicación del sistema mayor de lo esperado, y que ahora cuentan con una hoja de ruta para continuar por el camino de la mejora de la calidad educativa.



PROGRAMA “EDUCAR PERSONAS, GENERAR OPORTUNIDADES” (INDITEX) 

En 2016, el programa trienal “Educar Personas, Generar Oportunidades” (EPGO) ha beneficiado a más de 62.500 personas en 9 países de América Latina. A través de la línea de formación técnica y para el trabajo, jóvenes y adultos que viven en contextos de pobreza se han formado profesionalmente y, a través de la línea de formación a población vulnerable, hemos atendido y hemos ofrecido oportunidades de futuro a población indígena, personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión y personas migrantes y refugiadas. En 4 países de África, hemos ofrecido educación en campos de refugiados y formación e integración socio-laboral a refugiados urbanos, beneficiando a más de 16.900 personas durante 2016.

Además, a finales de año renovamos este convenio de colaboración con Inditex para el trienio 2017-2019. Los 22 proyectos que conforman el Programa “Educar Personas, Generar Oportunidades II”, trabajarán las líneas de educación, empleo y ayuda humanitaria en nueve países de América Latina, en Sudáfrica y en Líbano, y beneficiará de forma directa a más de 165.500 personas.



PROGRAMA “EN LAS FRONTERAS DE COLOMBIA” (INDITEX) 

El programa “En las Fronteras de Colombia”, que estamos desarrollando entre los años 2015 y 2017 en Colombia, Ecuador y Venezuela, tiene el objetivo de ofrecer oportunidades y prestar apoyo a las víctimas del conflicto armado colombiano que viven en situación de desplazamiento o refugio. Junto al Servicio Jesuita a Refugiados y con el apoyo de Inditex, llevamos a cabo actividades en torno a tres grandes líneas de trabajo: medios de vida, educación formal y protección y garantía de acceso a derechos.

En 2016, más de 4.700 personas se han beneficiado de forma directa del programa. En este tiempo, hemos promovido la integración sociolaboral y la seguridad alimentaria de estas personas, les hemos ofrecido acompañamiento jurídico para que puedan acceder a sus derechos y hemos asegurado el acceso educativo, la permanencia y la certificación académica de niños, niñas y jóvenes desplazados y refugiados.