#YoSoyTierraDeAcogida: Por una Europa de dignidad y derechos

Desde hace más de un año se viene hablando en Europa de la “crisis de refugiados”. Pero la realidad es que no existe una crisis de refugiados como tal, sino situaciones que ocasionan el desplazamiento involuntario y masivo de personas. Algunas coyunturales, como la guerra o inestabilidad en algunos países, pero otras, como el cambio climático, la pobreza o la desigualdad son cuestiones globales y estructurales que conforman nuestro mundo actual. Son éstas las causas y la consecuencia es la movilidad humana.

Además, el éxodo actual de personas refugiadas es resultado de otros fracasos colectivos: intervenciones fallidas que generaron caos en Afganistán e Irak, el fracaso en conseguir una solución política y acceso humanitario en Siria, o la ausencia de apoyos adecuados a la acogida que realizan los países vecinos a los conflictos en Oriente Medio y en África.

Nos hallamos ante la mayor crisis humanitaria desde la segunda guerra mundial, con un aumento significativo del número de personas que, por distintos motivos, abandonan involuntariamente sus hogares. La población desplazada forzosa (refugiada y desplazada interna) ha ido aumentando en los últimos años hasta llegar a casi 60 millones de personas en el mundo. El grueso de los cerca de 20 millones de personas que han cruzado las fronteras de su país huyendo de la guerra y la violencia, se encuentran acogidos en países vecinos a los conflictos, mucho más pobres y  menos poblados que Europa. La ayuda humanitaria a estos países no llega en las cantidades prometidas y las condiciones de vida de las personas refugiadas allí son, frecuentemente, desesperadas.

La comunidad internacional no ha logrado atender las obligaciones básicas recogidas en los tratados internacionales para proteger a las personas en sus momentos de mayor necesidad. La ausencia de una respuesta europea coordinada, eficaz y compasiva a la situación de los refugiados y otros migrantes moviéndose en Oriente Medio, Norte de África y Europa está causando caos, confusión, sufrimiento y vulneraciones de derechos.

Queremos ser tierra de acogida

Entreculturas, como parte de las organizaciones del Sector Social de la Compañía de Jesús, sigue trabajando para construir una cultura de solidaridad e inclusión para todas las personas migrantes y refugiadas. Desde Hospitalidad, lanzamos la iniciativa #YoSoyTierraDeAcogida para, frente a la respuesta de rechazo que Europa ofrece a las personas migrantes, alzar nuestra voz y pedir a nuestros representantes políticos protección y acogida YA. Frente a la exclusión y el rechazo, queremos ser tierra de acogida.

  Con esta iniciativa buscamos:

- Sumar apoyos para exigir políticas de acogida y de respeto de los derechos humanos a nuestros representantes políticos.

- Apoyar proyectos concretos de cooperación internacional que simbolizan de facto “tierras de acogida” en el origen del éxodo y en el tránsito.

- Expresar nuestra opción por generar espacios, localidades y países de acogida. Formar territorios para la hospitalidad que comienzan en nosotros mismos.

- Reforzar una educación para la solidaridad que prevenga el racismo y la xenofobia.