Pasar al contenido principal

Se abre el telón: teatro para la transformación social

  • España

“Es una actividad alternativa y diferente que fomenta algo muy importante, que es la creatividad. Apelamos a ella para imaginar, para cambiar las cosas”, nos cuenta el alumnado del IES S.Isidro, en Madrid. ”Me gusta porque hace ponerte en la piel de los demás y desarrollar la empatía”, afirman desde el colegio Padre Piquer.

Creatividad, empatía, emociones, resolución de conflictos, sentimiento de pertenencia…  Estos son algunos de los resultados que destaca el alumnado participante en nuestras iniciativas de teatro y ciudadanía global. Hoy, Día Mundial del Teatro, queremos poner el foco en una de nuestras líneas de trabajo que, desde 2012, estamos llevando a cabo en el ámbito educativo: la metodología teatral como herramienta pedagógica para fomentar el diálogo y la interacción entre el alumnado. 

Fruto de esta línea de trabajo es la publicación “Un Mundo de Teatro”, en la que hemos establecido un itinerario de trabajo para utilizar el teatro como una herramienta transformadora desde el enfoque de Ciudadanía Global. Un documento repleto de propuestas que pueden llevarse a cabo en entornos escolares y que también se puede adaptar para trabajar en casa durante estos días de cuarentena

¿Qué puede aportar la metodología teatral a la construcción de transformación social y  ciudadanía global? Este es un proceso educativo que se caracteriza por ser:

  • Integral: contemplando todas las dimensiones de la persona.

  • Liberador: porque favorece que la persona sea protagonista consciente de su propia vida y de su entorno local y global.

  • Transformador: ya que es un proceso educativo a través del cual las y los jóvenes representan lo que sucede en sus entornos para reflexionar sobre sus realidades y convertirse en protagonistas de su transformación.


Durante estos ocho años hemos podido comprobar que, efectivamente, este diálogo que se propicia en las aulas es transformador y generador de personas comprometidas: convierte al alumnado en seres más conscientes acerca de las desigualdades que ocurren tanto a nivel local como global. 

Por ejemplo, en el colegio BVM Irlandesas El Soto (Madrid), el grupo de la Red Solidaria trabajó, durante varios años, sesiones teatrales que les iban acercando a diferentes realidades de desigualdad. Además de ser conocedores de esas realidades, el alumnado iba desarrollando propuestas de cómo transformarlas para, finalmente, crear su propia representación y compartirla con el alumnado de primaria del mismo centro.

En estas actividades llevamos a cabo distintas técnicas teatrales, muchas de ellas inspiradas en el Teatro del Oprimido de Augusto Boal (como por ejemplo el teatro foro) pero también a través de técnicas más populares como los títeres, el teatro de sombras o la representación de un texto literario.

“He aprendido a ver los conflictos desde diferentes perspectivas y analizar posibles soluciones”. “Me acuerdo cuando hacíamos pequeños grupos representando escenas de conflicto y con las emociones, eso nos ayudó a trabajar en grupo”, nos cuentan los alumnos y alumnas del CEPA Getafe y el IES S. Isidro.

Estos testimonios ponen de relieve que lo importante de todas estas experiencias no es tanto la pieza final que se logra sino el proceso educativo. Las personas que participan muestran una mayor adquisición de habilidades sociales, refuerzan su autoestima y la forma de comunicarse,  adquieren mayor compromiso social y un sentido de pertenencia a una ciudadanía más corresponsable.

Técnicas teatrales también para el profesorado

“El grupo, el principio, estaba muy desconectado. Por primera vez se han preocupado unos por otros, se han molestado en conocerse, en ver cómo piensa cada uno y en cómo ayudarse”, nos explica una orientadora del IES Renacimiento de Madrid. “Necesaria, imprescindible. Educativamente desarrolla aspectos personales que no se tratan en las materias curriculares como la expresión de sentimientos o la expresión corporal”, afirma una profesora del IES Virgen de la Paloma en Alcobendas.

Aunque la mayor parte del trabajo se ha realizado con alumnado, también hemos trabajado con el profesorado a través de sesiones formativas en diferentes espacios: encuentros de la Red Solidaria, jornadas de buenas prácticas; sesiones del proyecto “Movimiento por una educación transformadora”, cursos de innovación educativa de EDUCSI o jornadas internas en algún centro. En todas ellas se ha propuesto el teatro como una herramienta pedagógica para trabajar la convivencia y resolución de conflictos, para abordar la ética y los valores y para dar pistas de cómo introducir esta herramienta de forma curricular. 

El profesorado también ha mostrado gran interés por el proceso desarrollado a lo largo de las sesiones con los jóvenes y las jóvenes. Así lo expresaban:

”Ha sido una experiencia muy productiva. Por primera vez se ha generado un sentimiento de grupo y se ha implicado de manera voluntaria en una actividad. Está la actividad llena de valores positivos: empatía, respeto, creatividad, esfuerzo, autoestima… Se han ilusionado con ella y han reflexionado sobre las realidades planteadas.” Profesora IES S.Isidro, Madrid.

”Es una manera de permitir al alumnado conocer in situ otras situaciones y ponerse en la piel de otras personas” Directora CEPA Getafe.

Enlaces relacionados

Se abre el telón: teatro para la transformación social | entreculturas

Error

El sitio web encontró un error inesperado. Vuelva a intentarlo más tarde.