Proyecto financiado con los fondos recaudados por la Delegación de Cantabria en sus actividades

 

Escuela informal en Kangemi, Kenia

La zona de Kangemi es una de las más marginales, y los servicios de agua o alcantarillado son inexistentes. En esta barriada chabolista viven los más pobre y está compuesta por comunidades de refugiados, inmigrantes de zonas rurales, y deportados. Además, según las cifras ofrecidas por la Parroquia San José Obrero, el 16% de la población son seropositivos, el 35 % son menores de 30 años, y el 60% de las mujeres son madres muy jóvenes.

 

Kenia es el principal país de acogida de refugiados de la región, y en él se encuentran cerca de 307.352 procedentes de Somalia, Sudán, Etiopía, Ruanda, Burundi, República Democrática del Congo y Uganda. Los inmigrantes muchas veces son desplazados de la sociedad y forman sus propias comunidades. Son conocidos como refugiados urbanos, y en Nariobi tienen una situación de mayor vulnerabilidad, la mayoría viven en barrios como Kibera, Kangemi o Kawangware. En Kangemi, la media es que exista un grifo y un retrete por cada 50 personas y las tres escuelas de primaria en el área cubren menos de la mitad de los niños en edad de escolarizarse. Los niños, además de vivir en condiciones deplorables, también son víctimas de abusos de todo tipo; así como del hambre, la sed, la prostitución, abusos sexuales, enfermedades, trabajos domésticos, exclusión social, drogas y prisión.

Con éste proyecto, cada niño recibe una intensa formación física, académica, social y espiritual durante uno o dos años dependiendo de su preparación antes de pasar a una escuela primaria de Kangemi. Esta formación previa es esencial antes de integrarse en la educación formal donde estos chicos y chicas se integran posteriormente. En el programa se incluye a los tutores a través de conferencias, seminarios, visitas y seguimiento de los hogares de los menores.

 

En el 2010, el programa de Upendo ha dado apoyo a 105 niños en escuela primaria, 42 en secundaria y 9 están esperando ayuda para ingresar en la universidad. En 2011, Upendo se propone acompañar a 192 en su educación.