Mujeres y niñas refugiadas, doblemente vulneradas

Con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas que se conmemora el 20 de junio, ayer, 21 de junio, Madrid mostró una vez más su compromiso ciudadano con las personas refugiadas. Bajo el lema MUJERES Y NIÑAS REFUGIADAS, DOBLEMENTE VULNERADAS, se realizó una concentración en la Plaza de Ópera en respuesta a la convocatoria realizada por Entreculturas junto con otras organizaciones sociales, feministas, sindicales, políticas y movimientos sociales madrileños, que se han unido para denunciar, una vez más, la terrible y crítica situación que viven las personas que se ven obligadas a abandonar su país.

Quisimos, con este acto, hacer visible la realidad de que las mujeres suponen casi el 50% de la población refugiada en el mundo. 

En España, el 42% de las personas que solicitaron algún tipo de protección internacional el año pasado eran mujeres y niñas. Las personas son más que cifras, pero a veces solo las cifras consiguen transmitir la dramática realidad. 

Los peligros que recaen sobre las mujeres refugiadas y migrantes no solo se dan, o necesariamente tienen que darse, en el país de origen. Sino que en muchas ocasiones las mujeres sufren violencia o se convierten en supervivientes de la violencia de las redes de trata durante su proceso migratorio, hechos que no siempre concluyen al llegar a un país seguro. 

"Miles de personas que se ven obligadas cada día a dejarlo todo y huir de sus países para salvar sus vidas. Huyen a la deriva poniendo en riesgo su futuro. Pero si ya es dura toda esta situación, ser mujer significa, además, estar más expuesta a peligros y a sufrir más persecuciones, violaciones, privación de libertad, acosos… Ser mujer multiplica su vulnerabilidad en un contexto que reproduce un sistema patriarcal y racista que las condena a la exclusión social y económica."

En este sentido se han lanzado todo un conjunto de exigencias que pasan, obligatoriamente, por el cumplimiento de los compromisos internacionales adquiridos en todo lo relacionado con la protección internacional y que se garanticen unas políticas migratorias que respeten los Derechos Humanos.

Durante la concentración se ha dado lectura de un manifiesto que expone claramente la dramática situación y las exigencias de la sociedad civil. Así mismo han participado en el acto, entre otras, personalidades del mundo de la cultura como la actriz Mary Ruiz, la periodista Sandra Barrilaro y Cristina Fallarás y se ha contado con actuaciones musicales y expresiones culturales, de diferentes orígenes, como forma de apoyo y altavoz de todas las reivindicaciones formuladas, entre ellas, Maika Sitte, cantante del grupo Freedonia y Rosalinda Galán.

Junto con Entreculturas, una serie de organizaciones sociales, sindicatos y partidos políticos se sumaron a la lista de convocantes: ACCEM, Acción en Red, Asamblea de Cooperación por la Paz, CEAR Madrid, CEPAIM, Entrepueblos, Facua-Madrid, FRAVM, La Merced Migraciones, Mesa Refugio Foro Local Madrid, Mundo en Movimiento, Pueblos Unidos, Red ONGDs de Madrid, Red Solidaria de Acogida, Save a Girl Save a Generation, #SickOfWaiting, SJM, CCOO Madrid, UGT Madrid, USO Madrid, IU Madrid, Podemos Madrid y PSOE Madrid.