Los campos para personas refugiadas y desplazadas en Mabán, gravemente afectados por las lluvias

  • Sudán

Foto: © JRS - Sudán del Sur

Las fuertes lluvias e inundaciones en Mabán, Sudán del Sur, que se han extendido desde mediados de octubre hasta finales de mes, han causado graves daños a los campamentos de personas refugiadas y de desplazadas, donde el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) lleva a cabo su labor. Además, comunidades enteras, carreteras y escuelas han quedado completamente incomunicadas.  Se trata de las inundaciones más graves de las últimas 4 décadas.

Más de 200.000 personas se han visto afectadas en la región causando el desplazamiento de las comunidades, centros de acogida y refugiados, sin contabilizar aún los daños significativos a los medios de vida de estas personas, los cultivos alimentarios y el ganado, disminuyendo la capacidad de comenzar a recuperarse de manera efectiva. 

Los daños de infraestructuras como puentes y carreteras han impedido el acceso de la ayuda, sabiendo que muchas comunidades cuentan con medios de vida y supervivencia que dependen principalmente de asistencia humanitaria como la que desarrolla JRS, que se ha visto gravemente afectada desde sus instalaciones, hasta las áreas de aprendizaje y de descanso del alumnado. Desde Entreculturas estamos apoyando a JRS para poder reactivar sus operaciones tras los daños sufridos y la evacuación del personal.

Nuestro trabajo junto al de JRS en Mabán

Desde Entreculturas apoyamos la labor de JRS ofreciendo capacitación para maestros, material escolar, servicio de guardería para niños y niñas con discapacidad, visitas a domicilio, asesoramiento y asistencia de emergencia. JRS también coordina centros sociales para mujeres refugiadas, brindándoles oportunidades para aprender sastrería, habilidades para la vida y apoyo psicosocial.