Pasar al contenido principal

"La Luz de las Niñas me ha hecho cambiar, siento que tengo más creatividad y más alegría"

  • Haití

No hay nada que detenga el espíritu de quien no ve una diversidad funcional como un límite para seguir construyendo su futuro. Esta es la bandera de esperanza que lleva consigo todos los días Michel Ange, una joven haitiana de 16 años que perdió su pierna izquierda a los seis años de edad y resistió al devastador terremoto de Haití de 2010. Con el apoyo de Fe y Alegría Haití, consiguió una prótesis y comenzó a estudiar en la Escuela Comunitaria de Bas Canaán, un lugar donde ha roto las barreras de la desigualdad y las de su propia discapacidad. Michel Ange forma parte del programa “La Luz de las Niñas”, juega al fútbol (su gran instrumento de superación) y de mayor quiere ser azafata de vuelos.  
 
¿A qué edad entraste a la escuela? Cuéntanos un poco cómo fue llegar a esta escuela.
Yo tenía mal el pie, fui al hospital con la hermana Dinah [Directora de la Escuela de Fe y Alegría Canaán] y me consiguió esta prótesis. Después entré en la escuela, con nueve años. Y entré directamente en el programa “La luz de las Niñas”, esto me ayudó a ser creativa, alegre y aprender a trabajar en equipo.
 
¿Qué es lo que más te gusta de ahora que puedes ir a la escuela? ¿Qué clases disfrutas más?

En la escuela “Foi et Joie” me gusta “Haitï Jouer”; también me gustan las clases de español. En el colegio tengo muchos amigos que siempre me aconsejan y disfruto mucho jugando al fútbol con ellos.
 
¿Crees que la educación es importante para los niños y niñas?
La educación es importante para los niños porque hace que desarrollen sus capacidades, sean más inteligentes. La educación nos hace ser más fuertes. Y es importante también para que, al crecer, seamos hombres y mujeres de provecho.
 
¿Qué quieres ser cuando seas mayor? ¿Y cómo crees que puedas conseguirlo?
Yo quiero ser azafata, para trabajar en los aviones. Quiero asistir a la gente, cuando no sepan expresarse, poder preguntar qué les pasa y poder ayudarles. Lo primero, tengo que terminar la escuela, mis estudios, y estudiar mucho más para aprender esto que quiero ser en el futuro.


 
 

¿Qué dificultades tienen los niños y niñas en Haití para ir al colegio? ¿Qué problemas enfrentan para venir a la escuela?
Cuando los niños vienen a la escuela se enfrentan a que sus padres los mandan por su cuenta, muchos llegan solos. Y hay niños que no pueden venir, porque sus padres no pueden enviarle a la escuela, aunque les gustaría venir. Hay muchas niñas que no pueden venir al cole porque sus padres no tienen dinero. Incluso, niñas que vienen que no tienen materiales, o que no pueden venir porque trabajan. Y hay niñas que no terminan porque sus padres llegan a una situación en la que no pueden seguir ayudándoles con sus estudios.
 
¿Qué tipo de violencia sufren las niñas en especial? ¿Sufren más que los chicos?
Las niñas sufren más que los niños. Sufren violencia verbal, violencia sexual, física y muchas otras violencias. Les afecta mucho, tiene efectos graves. Cuando padecen violencia, tienen miedo. La violencia física hace que no puedan decir lo que les pasa.
 
¿Cómo te ha cambiado la vida el poder participar en “La Luz de las Niñas”?
Me ha hecho cambiar completamente. Siento que tengo más creatividad y también más alegría. Ahora que tengo la prótesis puedo andar de nuevo. Juego con todos los niños que conozco. Antes tenía miedo de andar y de jugar. Ahora puedo contar que he participado en “Football Match” y después en “Haitï Jouer”; fui líder juvenil de “Haitï Jouer”. En “Football Match” fui la mejor portera. Fui portera y también defensa. Jugué en el Centro Olímpico. Lo disfruté mucho. 
 
¿Qué mensaje le darías a las niñas de Haití?
Me gustaría que fuesen a la escuela. Que sus padres pudieran enviarlas al colegio, para que crezcan y aprendan y puedan conseguir un trabajo en el futuro. No me gustaría que las maltraten. Me gustaría que las niñas fuesen iguales que los niños. Solo tienen que creer en sí mismas: que tienen los mismos derechos que los demás, porque toda niña es una luz que ilumina el mundo.
 
¿Crees que las niñas como tú, que han sufrido lo que tú, pueden superarse y  crecer?
Yo creo que tanto niñas como niños que han perdido su pie, o que hayan sufrido pueden crecer, evolucionar. Pueden ir a la escuela igual que yo. Pueden unirse en todas las actividades, porque yo soy igual que ellos.
 
 ¿Qué crees que debemos cambiar en esta sociedad para erradicar la discriminación que las niñas sufren?
Para ello las niñas tienen que ir a la escuela. Niñas y niños, deben venir a la escuela, y frenar el maltrato, porque los mayores se irán y los jóvenes se quedarán. Ellos son el futuro del país.

¿Te sientes como las otras niñas? ¿Cómo lo has superado?
Me siento bien, porque siento que, cuando juego al fútbol, yo soy una más con ellos. Cuando le pego a la pelota, me siento bien. Siempre tuve miedo, ahora ya no soy tímida, ya no tengo miedo.

"La Luz de las Niñas me ha hecho cambiar, siento que tengo más creatividad y más alegría" | entreculturas

Error

El sitio web encontró un error inesperado. Vuelva a intentarlo más tarde.