François Xavier Nsababandi, de JRS Burundi, lleva la realidad de la población refugiada a diferentes delegaciones

  • España

La mitad de las personas refugiadas en todo el mundo son menores. La escuela es su refugio. Este es el titular que ha encabezado el lanzamiento de nuestra última campaña, Escuela Refugio, una iniciativa impulsada con el objetivo de reivindicar las escuelas como espacios seguros y libres de violencia. A pesar de que las escuelas deberían estar protegidas de cualquier interferencia que vulnere los derechos de las personas más jóvenes, a día de hoy siguen siendo objeto de violencia; y los que mayor riesgo tienen de sufrir las consecuencias son las personas refugiadas, que se encuentran en situaciones de mayor fragilidad y desamparo. Como anunciaba nuestra Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales, Raquel Martín, la semana pasada delante de diferentes medios de comunicación, “entre 2014 y 2018 se han registrado más de 14.000 ataques a la educación en 34 países y en al menos 18, los ataques a la educación se dirigieron contra niñas y mujeres por su género. El camino a la escuela supone también un grave peligro para las niñas y las jóvenes, ya que pueden ser sorprendidas, secuestradas y atacadas sexualmente“.
 

Por ello en Entreculturas, junto a nuestras organizaciones socias, hemos puesto en marcha diferentes programas de cooperación y ayuda humanitaria en diferentes países, como Sudán del Sur, República Democrática del Congo, República Centroafricana y Burundi. En el marco del lanzamiento de la nueva campaña Escuela Campaña hemos contado con el apoyo de dos personas cuyo testimonio permite visibilizar el grado de violencia al que se ven sometidos los contextos educativos africanos. Sanganyi Namangala Tamy, refugiada congoleña en el campo de refugiados de Kinama en Burundi y Vicepresidenta del Comité de Refugiados, explicaba su historia de dolor y esperanza durante la rueda de prensa que habilitamos el pasado 20 de junio para dar comienzo a la campaña. Junto a ella, François Xavier Nsababandi, Director de Proyectos de Educación y Medios de Vida de Entreculturas y del Servicio Jesuita a Refugiados en Burundi, compartía el trabajo que desempeña el SJR en la región. La intervención de ambos daba comienzo a una intensa semana de actividades que han tenido como objetivo presentar la campaña y dar testimonio en distintas delegaciones de esta realidad. Para ello, durante los días que han seguido a la rueda de prensa se ha llevado a cabo una gira por diferentes ciudades de la mano de François, quien se ha reunido con grupos de la administración pública, socios, donantes y miembros de las delegaciones a los que hemos tratado de acercar la realidad que experimentan las escuelas en zonas de conflicto, tratando de sensibilizar a diferentes colectivos sociales sobre la necesidad de acompañar, proteger y defender a las personas refugiadas, garantizando su derecho a la educación. 
 

En Vigo visitamos las emisoras de radio Cope, Ondacero Y CIS Podcast y fuimos al encuentro de voluntarios, socios y donantes en el Centro Gárate, en el Colegio Apóstol. En Santiago nos reunimos con técnicas de cooperación de la Subdirección Sedal de Cooperación Exterior de la Xunta de Galicia y en A Coruña mantuvimos otro encuentro con socios y donantes. En palabras de nuestro compañero y Coordinador Regional de Entreculturas en Galicia, (Jose Luis Barreiro Keegan), La visita de Francoise Xavier a Galicia ha acercado de manera muy directa y muy cercana la realidad de las personas refugiadas a nuestros voluntarios, socios, donantes, colaboradores y, también, a nuestros financiadores públicos”. También acudimos a Burgos, donde participamos en un Camino de Hospitalidad junto a los colectivos Burgos Acoge, Atalaya Intercultural y la asociación de voluntarios de La Caixa. Desde Burgos nuestras compañeras enfatizaron el carácter positivo de la llegada de François, que descubrió el trabajo de campo que apoyamos desde Entreculturas en terreno y llenó de motivación a los oyentes para continuar con la labor que desempeñamos. También visitamos la Fundación Atalaya, donde François recorrió las aulas donde se imparte español a personas migrantes, para darles suerte en el recorrido que les espera. En Valladolid nos encontramos con la delegación en la Escuela de ingenieros agrícolas, con la Junta de Castilla León y la Diputación de Valladolid.

El recorrido ha culminado este fin de semana en Madrid en el Encuentro de Delegaciones en el que hemos compartido la experiencia de un fructífero diálogo intercultural y escuchado el testimonio de nuestro compañero burundés y en diferido el de Sanganyi Namangala Tamy. El Encuentro terminó con la entrega a François de las Escuelas Refugio que realizaron los representantes de las distintas delegaciones para los niños y niñas del campo de refugiados de Kinama, en Burundi.