Entrevista Carlos Fritzen SJ, Director de la Federación Internacional Fe y Alegría

A su paso por Madrid, Carlos Fritzen SJ ha visitado las oficinas de Entreculturas y hemos tenido ocasión de dialogar con él sobre la situación actual de la Federación, los objetivos principales para los próximos años y el papel que juega Entreculturas en este movimiento internacional que apuesta por la educación transformadora.  

¿Cómo describirías el momento federativo actual?

Podríamos decir que, en estos momentos, además de dar continuidad a un trabajo histórico importante de más de 65 años, nos estamos centrando en reestructurar la Federación y diseñar un modelo de gestión y planificación más moderno, que responda al contexto actual y a los nuevos escenarios en los que se está adentrando Fe y Alegría.

Todas las iniciativas y todas las conexiones de Fe y Alegría de ahora en adelante están en este foco a fin de responder mejor y trabajar de manera más articulada como una red que, a su vez, se vincula con otras redes de la Compañía de Jesús como son los colegios, las universidades, el sector social y numerosas alianzas que también están trabajando por la misma causa, la transformación social.
 

¿Podrías resumir los objetivos principales de la Federación en los próximos años?

En este proceso en el que estamos tenemos como referencia el Plan de Prioridades Federativas. En este documento queda muy claro que nuestra principal misión es promover la transformación personal y social a través de la educación. A partir de ello, nuestros retos son potenciar la educación popular como una propuesta pedagógica, ética y política; poner en marcha nuevos emprendimientos socioeducativos en las fronteras de mayor exclusión y, por supuesto, incidir en las políticas públicas para defender el derecho a la educación como bien público.

Ahora bien, para ello, necesitamos paralelamente fortalecer nuestra sostenibilidad organizacional y económica para asegurar una gestión eficaz, participativa y transparente.

La lectura de la realidad que hemos hecho desde la Federación a la hora de plantear nuestro nuevo Plan de Prioridades Federativas nos ha llevado a pensar que defender el modelo educativo de Fe y Alegría es casi como una apuesta contracorriente en un contexto en el que la educación va orientándose cada vez más hacia el mercado. Nosotros hablamos de otra educación, de una educación que prepara a la persona para la vida (más allá que para un trabajo específico). Es una educación en valores que construya otra sociedad , otro mundo posible que tenga muy en cuenta no sólo la tolerancia sino también la diversidad de culturas, de opciones, de modos de vida.. pero que tenga profundamente la preocupación que nosotros tenemos de cuidar de nosotros , cuidar el ambiente, cuidar el mundo que es la gran casa común, que nos abriga, que nos da vida, que en estos momentos está impactada, está como de muchas formas siendo destruida. 

Estamos pensando en el futuro, no estamos pensando solamente en nosotros. Y eso es un gran desafío.
 


 

Retos inspiradores. Plan de Prioridades Federativas de Fe y Alegría.


¿Qué papel juega Entreculturas en la Federación?

Entreculturas-Fe y Alegría España tiene una historia muy fuerte como miembro federativo en varios componentes, aunque yo diría que el aporte fundamental viene en el ámbito de los proyectos de cooperación y  en el terreno de la movilización ciudadana para la transformación social. 

Entreculturas es un claro referente para la Federación, pues estamos de acuerdo tanto en la misión como en la estrategia a implementar para conseguirla. Priorizar la sensibilización de la ciudadanía es un factor clave para que las cosas cambien y podamos estar mundialmente  unidos construyendo otro modelo de sociedad, una sociedad más justa y más equitativa.