El JRS define un enfoque global hacia los refugiados urbanos

El asistente del director internacional del JRS, Ken Gavin SJ,
presentó la visión de la organización que trabaja continuamente
para mejorar su servicio a los refugiados. Bangkok, Tailandia (Christian Fuchs/ JRS)

 

FUENTE: JRS.NET

Tras cuatro días de intensas discusiones y debates, la calidad, la participación y el aprendizaje aparecieron como principios rectores para el trabajo del JRS con los refugiados en las áreas urbanas.

El personal identificó seis áreas de intervención prioritaria en los asentamientos urbanos: acceso a los servicios, aspectos psicosociales y salud mental, educación, necesidades materiales y básicas, temas legales, protección y derechos. También se desarrollaron los principios rectores de intervención y los pasos a tener en consideración al implementar los proyectos en cada área.

Remarcadas como una prioridad en su marco estratégico para 2012-2015, el JRS reconoce desde hace tiempo que servir a las poblaciones refugiadas urbanas debe ser uno de sus principales retos. El aislamiento, las políticas gubernamentales restrictivas e inadecuadas y los pocos recursos son temas cada vez más importantes en los asentamientos urbanos.

"El mayor compromiso del JRS a los programas de calidad en las áreas urbanas puede sorprender a algunas personas. Permítanme ser claro, trabajamos por la calidad en todas partes, pero en las áreas urbanas es mucho más complejo. En los campamentos, principalmente trabajamos coordinados con otras agencias aprendiendo los unos de los otros. Cuando los refugiados están registrados ante la agencia de la ONU para los Refugiados, hace que sea más fácil identificar a los más vulnerables", dijo Ken Gavin SJ, asistente del director internacional del JRS.

"Los refugiados se vuelven invisibles en las ciudades. Y programas similares del JRS cuestan 17 veces más en las áreas urbanas, sin ninguna garantía de que podamos llegar hasta los más vulnerables. Tratamos de ayudar a que los refugiados accedan a los servicios públicos en estados que a menudo hacen poco para atender a sus propias poblaciones. Y los negocios gestionados por refugiados funcionan en un entorno más complejo. Por eso, los temas relacionados con la calidad, la participación y el aprendizaje son más pertinentes", añade el P. Gavin.

Entreculturas fue invitada a participar en dicho encuentro dada su relación de socio del JRS y su apoyo a los proyectos con personas refugiadas urbanas en Africa y en América Latina. Nuestra compañera Valeria Méndez de Vigo, responsable del departamento de Estudios e Incidencia, estuvo presente y señala que: " Me gustó mucho conocer a tanta gente de JRS con una inquietud y una motivación enormes hacia las personas refugiadas. Fue muy interesante compartir las inquietudes, las preocupaciones y los afanes de la gente de JRS que trabaja directamente con las personas refugiadas urbanas en diversas partes del mundo. El encuentro era muy pertinente porque en los próximos años, la inmensa mayoría de las personas refugiadas y desplazadas estarán en las ciudades, no en campamentos. Una de las cuestiones más relevantes es que en las ciudades, las personas refugiadas pierden su estatus y derechos como tales y no se distinguen de los demás marginados".

Además, también acudieron al Encuentro, Fernando Vidal y Juan Iglesias, ambos profesores de la Universidad Pontificia de Comillas, con la finalidad de ver posibles cauces de investigación y colaboración en la temática de las personas refugiadas urbanas en un futuro próximo.

 

Áreas cruciales de las vidas de la gente

En las investigaciones realizadas por los trabajadores del JRS, muchos de los cuales han trabajado durante años con refugiados urbanos, estas seis prioridades cubren las necesidades de la gente. Sin embargo, el personal dejó bien claro que esto no excluiría su implicación con los demás. Al trabajar en más de 50 países en todo el planeta es imposible ser tan prescriptivo.

Durante la consulta, el personal del equipo tuvo en consideración los diferentes principios rectores para cada área de intervención y los pasos prácticos a dar antes de iniciar cada programa. Por ejemplo, para evitar la duplicación de los servicios existentes, el JRS empoderará a los refugiados para que puedan acceder a estos servicios. En la práctica, el personal debe asegurarse de saber cuáles son los servicios ya disponibles en sus ciudades y cuáles son las necesidades de los refugiados a los que sirven.

Para llevar adelante el proceso, la Oficina Internacional del JRS tiene previsto establecer un grupo de trabajo provisional integrado por personal relevante  de la organización que se encargará de identificar las estrategias para la implementación y evaluación de los principios rectores y que decidirá qué medidas prácticas tomar. Aparte, el JRS Internacional establecerá un foro interno para fomentar y ampliar la discusión y el debate en toda la organización, así como el intercambio de las buenas prácticas.