Celebrado el primer taller de la Escuela para Formadores y Formadoras de Voluntariado Internacional

 

Dirigido inicialmente a los ya formadores y formadoras del programa de Voluntariado Internacional Pedro Arrupe (VOLPA) que ofrece Entreculturas, este encuentro estaba abierto también a todas aquellas personas que desearan adquirir las competencias necesarias para convertirse en nuevos preparadores de voluntarios y voluntarias.

 

Esta propuesta se enmarca dentro del Proyecto de Fortalecimiento del Programa de Voluntariado Internacional que financia la AECID y gestionan Entreculturas y Alboan, un proyecto que hunde sus raíces en la conclusión alcanzada el pasado año (Año Europeo del Voluntariado y 20º Aniversario del programa VOLPA) de que el voluntariado internacional tiene sentido y merece la pena ser impulsado de forma seria como un método más de transformación social y desarrollo.

Coordinado por Carmen Moles, responsable del apartado de Voluntariado Internacional dentro del Departamento de Formación e Implantación Territorial de Entreculturas, el taller contó también con la presencia de algunos expertos en cooperación y voluntariado como María Rodríguez Elizondo, formadora del Servicio Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania y del Servicio Europeo de Voluntariado, quien se mostró muy satisfecha con el resultado y con el entusiasmo de todos los participantes: "apostamos mucho por la creación de equipo, más allá de las ponencias formales, nuestra intención era generar confianza a través de dinámicas y del fomento de la conversación y el intercambio de experiencias", afirma.


Carmen Moles (izquierda) y María Rodríguez, coordinadora y ponente de la
Escuela para Formadores y Formadoras de Voluntariado Internacional.

María centró su ponencia en los marcos legales vigentes en Europa en torno a la figura del voluntariado internacional, también desde su experiencia concreta con la legislación alemana, y estableciendo una comparativa con la situación de dicha figura en España, donde no existe ninguna regulación explícita que delimite los derechos y deberes de los voluntarios internacionales ni vele por su protección.

A este respecto, Entreculturas -como miembro de la coalición REDES y de la Coordinadora española de ONGD, entre otras plataformas-, viene reivindicando desde hace tiempo la necesidad de abordar el "vacío legal" que padecen las personas que voluntariamente realizan labores de desarrollo en otros países. Aprovechando el espacio de la Escuela de Formación, se abrió un debate en torno a cuáles debían ser los puntos que tendría que recoger ese marco legal tan esperado.

 

Por su parte, Alfonso López-Fando, psicólogo y formador del Programa VOLPA, animó a los asistentes a reflexionar en torno a "la escucha", una cuestión fundamental para todo aquel que se plantee ser un buen formador de voluntariado.