Buenas prácticas para construir un mundo más pacífico, ecosocial e inclusivo

Educación para la ecología y el cuidado del medioambiente, teatro social para la convivencia y la cultura de paz o prácticas educativas para una coeducación, son algunas de las experiencias compartidas en el II Encuentro de Buenas Prácticas: Iniciativas educativas y comunitarias para la ciudadanía global, que hemos organizado en Casa San Ignacio en Madrid que se convirtió en un espacio participativo y colaborativo, en un formato de mesas compartidas y "Feria de Iniciativas". Con la realización de este encuentro buscamos fomentar la reflexión e intercambio donde se puedan tender puentes entre iniciativas educativas y comunitarias que están transformando sus entornos locales y globales.

El encuentro forma parte del proyecto del Ayuntamiento de Madrid “Decide-Convive: Jóvenes y centros haciendo realidad la Agenda 2030 en Madrid”. Desde Entreculturas creemos en el valor de las metodologías educativas y proyectos de participación del alumnado, el profesorado y la ciudadanía como agentes de transformación social hacia una Ciudadanía Global. Una ciudadanía que, a través de espacios de aprendizaje y participación social y comunitaria, desarrolle iniciativas de cambio ante los desafíos locales y globales que vivimos. Como mencionó Irene Ortega, Coordinadora del Área de Ciudadanía de Entreculturas y encargada de dar la bienvenida, “estamos convencidas de que la ciudadanía global se construye desde lo local”.  “El encuentro nos permite aproximarnos a la realidad, no solo con la cabeza, sino con las manos, los cuerpos y el corazón” afirmaba Irene. 
 

La tarde comenzó con una mesa de diálogo compartido, Víctor Rodríguez, director del Área Educativa de FUHEM, contó su experiencia en educar para la transformación ecosocial. Explicó cómo desde los centros de la fundación se trabaja transversalmente desde una perspectiva ecosocial. “No estamos ante una crisis económica, sino una crisis global. No podemos seguir educando como si no pasara nada”.  Por su lado, Fayna Marreno, del área de acción social de Radio ECCA, intervino planteando la participación comunitaria intercultural. Habló, principalmente, de la realidad de la localidad turística de Costa Calma, en la isla de Fuerteventura, en la que en los últimos meses de proyecto han estado desarrollando de la mano de la comunidad procesos de encuentro intercultural, cohesión social y fortalecimiento comunitario. El siguiente ponente, Ovi Menéndez, profesor del Centro Padre Piquer, habló de la experiencia educativa para la ciudadanía global en el Colegio Padre Piquer. “Hemos aprendido, aunque nos ha costado, pasar de la coexistencia a la interculturalidad”. El colegio Padre Piquer es pionero en el concepto de Aulas Cooperativas Multitarea, como manera de combatir las cifras de absentismo escolar. Como cierre de la mesa, Elena Apilánez, consultora y profesora, comenzaba parafraseando a María Zambrano explicando que “Educar es preparar para la libertad”. Elena presentó un decálogo de principios para imaginar un sistema coeducativo desde la perspectiva feminista. 

Tras la mesa de diálogo, la jornada continuó con una Feria de Iniciativas. Una de las experiencias que se mostró fue el Proyecto Bgreen, una herramienta ecológica y pedagógica promovida por Oficina Escola Profissional do Instituto Nun'Alvres, uno de los colegios de la Compañía de Jesús en Portugal. Bgreen es un festival internacional de cine ecológico que tiene como objetivo sensibilizar a los y las jóvenes sobre cuestiones de ciudadanía global y de desarrollo sostenible. “Un grupo de educadores comenzamos con la idea, con un enfoque muy nacional, llamamos a escuelas y presentamos el proyecto. La aceptación fue tan buena que en su tercera edición se convirtió en un festival europeo. La cuarta edición ya fue internacional, empezamos a recibir vídeos de América Latina” (Sofia Mendes, Coordinadora de Bgreen). En su última edición, participaron más de 6.000 alumnos y alumnas de 75 escuelas de 21 países. “El proyecto es fundamental para el funcionamiento de la escuela. Los alumnos/as desarrollan los spots ecológicos durante todo el año desde todas las asignaturas” (Miguel de Sá Carneiro, director pedagógico de la escuela OFICINA, y Francisco da Silva, profesor de audiovisuales).

A continuación, la organización Valdejalón por la Educación, situada en una comarca de Aragón, es una asociación que busca conectar a estudiantes, familias, profesionales y centros escolares de 17 municipios, cooperando con Administraciones públicas y entidades, y que impulsan la renovación de la educación como forma de transformación social. Lola González, Coordinadora General, comenzó afirmando que la organización nació “soñando con que la educación es la herramienta más poderosa para transformar el mundo”. En palabras de Lola, “los objetivos clave del proyecto son: fomentar que los centros educativos de la comarca se sientan acompañados, que puedan adquirir herramientas que les permitan adaptarse a una sociedad global, conseguir que los municipios sean referentes en participación infantojuvenil, intentar dar recursos para que los y las jóvenes no abandonen las zonas rurales y conseguir que la comarca sea un referente en educación como motor de transformación social”. También aportaron desde sus experiencias en este proyecto de transformación educativa Blanca Aso, Concejala de Educación y Cultura de Lucena de Jalón, María Marquina del AMPA Ramón y Cajal, y Héctor Sánchez como coordinador de los centros educativos.
 

Otra de las experiencias presentadas en la Feria de Iniciativas fue desde el Servicio de Convivencia Intercultural Tetuán, que desarrolló un taller participativo y dinámico sobre estrategias para romper rumores racistas con jóvenes, un programa perteneciente al dispositivo municipal impulsado desde el Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid que gestiona la Asociación La Rueca. En este taller, los y las asistentes pudieron participar en el desarrollo de dos experiencias que el equipo técnico de esta Asociación llevan a cabo en las sesiones mensuales que realizan con grupos de jóvenes en el distrito de Tetuán de Madrid. Fue un taller experiencial, lo que permitió a los y las participantes analizar los prejuicios racistas desde la piel y mirada de cada persona. Una dinámica que dio la posibilidad de asumir que “el racismo existe y por lo tanto, es importante combatirlo desde la educación” como compartieron los técnicos César Rodríguez y Marta Castillejo. 

En la Feria de Iniciativas, Fayna Marrero de Radio ECCA presentó en más detalle el proyecto “Dinamizando Costa Calma desde la interculturalidad”. Radio ECCA promueve espacios de encuentro, de transformación social y de aprendizaje alternativo, utilizando metodologías de dinamización intercultural, y otras como la tecnología (la radio o las TIC), para hacer su labor educativa, en el que se sincroniza el material pedagógico, la clase en audio y la acción tutorial. En este taller Fayna compartió con las personas asistentes los desafíos y las oportunidades del proceso de participación comunitaria intercultural que están desarrollando en el contexto de Costa Calma, en el que a través de la educación en valores (reciprocidad, cooperación y organización grupal) se están promoviendo cambios sociales a través de la participación ciudadana y la construcción colectiva. 

En otro taller, Alberto Medina, técnico de Ciudadanía de Entreculturas, dinamizó un espacio de diálogo, expresión corporal y resolución de conflictos a través del teatro social, una herramienta pedagógica centrada en el proceso educativo integral de la persona. Los y las participantes representaron en grupos pequeños diferentes escenas de conflicto, para luego buscar resoluciones pacíficas que pudiesen promover la empatía y la convivencia. Este taller forma parte de una propuesta educativa publicada el año pasado por Entreculturas, Un Mundo de Teatro, donde se ofrece un itinerario para trabajar la cultura de paz a través de la metodología teatral con niños, niñas, jóvenes y personas adultas también.

Finalmente, Eva Morales de Pedagogías Invisibles, una organización que aporta herramientas que provienen del arte contemporáneo y que dan recursos desde los que transformar la educación, realizó el taller “A O E: Prácticas educativas para una coeducación inclusiva”. En un primer momento se reflexionó sobre la desigualdad de género, que se reproduce dentro de los espacios de enseñanza-aprendizaje también, identificando prácticas cotidianas que perpetúan los roles de género legitimados por el sistema patriarcal en las escuelas y espacios educativos, y que por tanto limita los modos de vivir y sentir de niños, niñas y jóvenes. Este proceso permitió la creación colectiva de alternativas para transformar esas prácticas, donde el ejercicio de mirar aquello que sin querer reproducimos en el día a día es fundamental y necesario, como recalcó una participante “estar atentas y atentos de cómo a través de los juegos, los disfraces o juguetes podemos reproducir roles y estereotipos machistas y heteronormados con niños y niñas en las escuelas”.
 


 

Para finalizar la jornada, uno de los grupos de Acción Social por la Música, una iniciativa educativa y comunitaria en Tetuán, sorprendió a las personas asistentes con su Camerata de Tetúan, una orquesta protagonizada por niños, niñas y jóvenes. Nos quedamos sin duda con la reflexión final de una participante de la orquesta que creemos, dio sentido al encuentro, “la música cambia a las personas y son las personas las que cambian al mundo”. El Encuentro terminó con esta nota musical y transformadora, y también con compromisos concretos que las personas escribieron en papel semilla, con el objetivo de seguir sembrando e impulsando ciudadanía global desde nuestras comunidades, barrios, ciudades, escuelas, y espacios educativos.