8 de marzo: Día Internacional de la Mujer

 El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, un día para recordar especialmente que no hay ningún país del mundo en el que las mujeres dispongan de las mismas oportunidades que los hombres, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el ámbito educativo, del total de 757 millones de personas adultas y 115 millones de jóvenes que no pueden leer o escribir una simple frase, dos terceras partes son mujeres. Pese a que la población analfabeta se ha reducido a nivel mundial, casi no se ha avanzado en la reducción de esta diferencia. La discriminación empieza cuando son niñas, ya que son las primeras en ser excluidas del derecho a la educación: en África Subsahariana, 18,6 millones de niñas no van al colegio y de los 25 millones que nunca irán a la escuela, 15 son niñas frente a 10 que son niños, según UNESCO.
 
El abandono escolar prematuro contribuye, y es a la vez también, un resultado del matrimonio precoz. Otros impactos incluyen la violación marital, un mayor riesgo de violencia doméstica, la falta de acceso a un trabajo digno, la explotación por medio del trabajo no remunerado, el riesgo de transmisión del VIH y un abanico de problemas de salud debido a la maternidad temprana. En todo el mundo, millones de mujeres luchan para transformar en igualdad de condiciones sus comunidades, la vida de sus familias, y el futuro de sus países

En Entreculturas ponemos nuestro foco en el derecho a la educación para todas las personas, es decir, que niños, niñas, hombres y mujeres logren acceder a una educación de calidad y culminar sus estudios de manera que se conviertan en ciudadanos y ciudadanas comprometidos con su realidad, la de sus familias y comunidades. Dos de los países en los que trabajamos por el empoderamiento de las mujeres, la prevención y atención de la violencia contra ellas y el incremento de su participación en la toma de decisiones son Uganda y Guatemala.


Gloria y Susan (Uganda)

Gloria y Susan son sursudanesas refugiadas en Uganda, donde estudian Secundaria y participan en el club de debate de la escuela. “Quiero volver a Sudán del Sur y ayudar a su desarrollo. Imagina que quiero ser presidenta, las chicas sursudanesas podemos transformar nuestro país en un país mejor”. Desde Entreculturas trabajamos con el Servicio Jesuita a Refugiados para garantizar el derecho a la educación a las personas refugiadas y desplazadas.

 
Las mujeres indígenas de Ixcán (Guatemala)

La zona del Ixcán es una zona rural habitada por población indígena. Ser mujer en la cultura maya implica estar en armonía con la naturaleza y hoy esta zona está amenazada por el narcotráfico, las hidroeléctricas y las explotaciones agropecuarias masivas. Trabajamos con nuestro socio local Puente de Paz en la defensa de los derechos de las mujeres, para que sean autónomas en los procesos de economía familiar, participen en procesos de toma de decisiones comunitarias y puedan defender la tierra.
 

En Entreculturas promovemos una educación fundamentada en la equidad y el respeto. Trabajamos para garantizar el acceso de niñas, jóvenes y mujeres a la educación ofreciéndoles la oportunidad que merecen de participar en la ciudadanía en igualdad de condiciones.