Skip to main content

Siria: El Servicio Jesuita a Refugiados condena toda forma de violencia

  • Siria

El Servicio Jesuita a Refugiados (región Oriente Medio) es inequívoco en la condena de todas las formas de violencia, y en particular la violencia sobre la población civil. La no violencia, creemos, es el único camino para una paz que sea sostenible y para el bien de todos.

El reciente aumento de la violencia (ataques masivos causados ​​por la caída de proyectiles y explosivos), en particular la semana pasada, en Alepo y sus alrededores, ha dado lugar a graves bajas entre la población civil. Desde el JRS expresan su gran preocupación por la situación.

El 3 de mayo, nuestros compañeros del JRS en Alepo (Siria) informaban:

"El hijo de uno de nuestros miembros del personal del JRS ha sido herido en el riñón, su situación médica es estable ahora. Han caído proyectiles de mortero junto a nuestro centro de distribución; y en el Zoco Al Intaj - Mohafaza junto a nuestra clínica. Además, desde primera hora de la mañana, varios proyectiles de mortero cayeron en la mezquita de Al-Rahman, al lado de nuestra cocina JRS. Las áreas donde tenemos nuestro centro de distribución y donde realizamos las visitas del equipo están sujetos a fuertes y continuos bombardeos".

Aunque de momento ni el trabajo ni personal del JRS hayan sido afectados directamente por esta ola de violencia, como medida de precaución a partir de hoy (martes 3 de mayo) quedan suspendidas de inmediato todas nuestras actividades en Alepo (centro de distribución, clínica, cocina) hasta nuevo aviso.

Esta decisión se ha tomado con gran pesar. La situación de seguridad sin embargo se evaluará el 4 de mayo de 2016.

En el interés y la seguridad de la población civil de Alepo hacemos un llamado a todas las facciones en guerra para poner fin a todas las hostilidades, con efecto inmediato.

Deseamos expresar nuestra solidaridad con todos los afectados y rezar para que la paz vuelva a Alepo y al conjunto de Siria lo antes posible". 

El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) reanudó sus actividades ayer (5 de mayo) en Alepo después de dos días de suspensión debido a la gravedad de la situación. La tregua parcial declarada por las diversas facciones de 48 horas entró en vigor el jueves 5 de mayo (a la 13h hora local). Esta tregua, que ahora se ha extendido a la ciudad de Alepo, ha ayudado en la cesación de las hostilidades y la situación de seguridad en la zona ha sido bastante estable a partir de las primeras horas de la mañana de ayer.

Los equipos del JRS en Alepo  nos informan: "Debido a la escalada del conflicto, cientos (si no miles) de familias han huido de Alepo en los últimos días a través de carretera del Khanasser hacia zonas más seguras. Algunas de ellas han llegado a la zona de Kafroun. El JRS está presente en esta área y estamos asistiendo a casos extremos de vulnerabilidad como familias que lo han perdido todo y huyen con nada más que su ropa a la espalda. Estamos planeando llevar a cabo una distribución de cestas de alimentos y artículos no alimentarios como kits de higiene. Actualmente estamos identificando las familias más vulnerables a estos efectos".

El JRS en Alepo, en Siria y en la región de Oriente Medio agradece a todos los interesados su apoyo, mensajes de solidaridad y oraciones.

El JRS sigue rezando por el cese inmediato y completo de todas las hostilidades y porque la paz duradera, la no violencia y la estabilidad regresen a la zona. Por encima de todo, estamos firmes en nuestro compromiso de servir, acompañar y defender a los afectados.

Enlaces relacionados

Siria: El Servicio Jesuita a Refugiados condena toda forma de violencia | Entreculturas

Error

The website encountered an unexpected error. Please try again later.