Skip to main content

Trabajamos codo a codo con la AEXCID para atender a la población refugiada en R. D. del Congo a través de dos grandes proyectos

  • Congo, República Democrática del

La República Democrática del Congo (RDC) sufre una de las crisis humanitarias más grandes y complejas del mundo. Es el país con más población desplazada interna del continente africano, y se encuentra entre los países menos avanzados del mundo, a pesar de los abundantes recursos naturales, con más de un 82% de la población viviendo bajo el umbral de pobreza absoluta.
 
A día de hoy, según la Organización de Naciones Unidas (ONU), un total de 5,2 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, lo que les lleva a vivir en un estado de inseguridad permanente. La violencia persistente desde hace más de 20 años ejercida por los grupos armados es la causa principal de abusos contra los derechos humanos de la población.
 
Si ya de por sí los conflictos que persisten en RDC y los altos niveles de pobreza han desestabilizado la estructura socioeconómica del país, la situación se agrava aún más cuando impactan factores como la pandemia mundial provocada por la Covid-19 o la erupción del Monte Nyragongo que tuvo lugar el pasado 22 de mayo a pocos kilómetros de la ciudad de Goma.

© JRS RDC

Frente a esta situación, desde Entreculturas, junto con nuestra organización socia el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), y gracias al apoyo de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), hemos respondido a la realidad de cerca de 10.000 personas a través de dos proyectos diferentes.

Reforzar la resiliencia de la población y aliviar el sufrimiento

El primero de ellos tiene como objetivo reforzar la resiliencia y aliviar el sufrimiento de la población desplazada más vulnerable, especialmente de jóvenes en riesgo de exclusión y mujeres víctimas de violencia sexual que viven en los campos de refugiados de Goma y Masisi y que necesitan apoyo psicosocial o ayuda urgente.
 
Hemos atendido a un total de 8.000 personas en situación de vulnerabilidad. Entre ellos, 431 hogares han recibido un apoyo psicosocial y 261 víctimas de violencia sexual han recibido un apoyo psicológico apropiado y continuo a través de las sesiones de escucha colectivas e individuales en aras de fortalecer su capacidad de resiliencia. 100 jóvenes de entre 13 a 18 años (47 chicas y 53 chicos) identificados como población en riesgo, participaron en los talleres temáticos de sensibilización en prevención de riesgos y 657 jóvenes (198 chicas y 459 chicos) en actividades recreativas para la integración.
 
Junto a estos resultados, otros 550 hogares identificados como los más vulnerables, vieron mejorado su régimen alimenticio, y 710 hogares, entre los más vulnerables, vieron mejoradas sus condiciones de higiene personal.

JRS llegó en 2019 con este proyecto que ha ayudado mucho”, explica Jean Pierre Mashimango, presidente del campo comunitario de Minova. Ha ayudado a través de visitas individuales, visitas puerta a puerta, a través de la sensibilización y de encuentros entre el equipo de JRS y las personas desplazadas”.

© Sergi Cámara/Entreculturas

Las mujeres y las niñas que viven en los campos de personas refugiadas y desplazadas son doblemente vulnerables. Por una parte, por vivir bajo la condición de refugio y, por otra parte, por las situaciones de violencia sexual, abusos y discriminación que enfrentan de forma permanente debido a los conflictos armados, su condición de pobreza y la desigualdad de género.

Sifa Maoro, beneficiaria del proyecto en el campo de la Poste, afirma que la violencia a la que se enfrentan las mujeres no solo es sexual, sino también psicológica. Antes no sabían cómo conseguir compresas u otros productos para la higiene personal cuando tenían la regla y sentían mucha vergüenza cuando sangraban en público.

Gracias a proyectos como éste, desde Entreculturas y JRS, y con el apoyo de AEXCID, se les ofrece un espacio donde pueden reunirse y compartir sus inquietudes.JRS nos mantiene ocupadas con actividades y eso nos protege de las situaciones de violencia”, añade Sifa.

Además, bajo el paraguas de este primer proyecto, también hemos ofrecido apoyo psicosocial a los y las jóvenes para concienciar y sensibilizar sobre el peligro del consumo de drogas, embarazos precoces, violencia sexual, etc. Sin desviarse nunca del objetivo del proyecto que es –citando a Vincent Kishali, coordinador psicosocial de JRS en Goma- el de empoderar a estas personas, que sean dignas y capaces de cuidarse y de desarrollarse como todo ser humano tiene derecho.

Acceso a una educación inclusiva y de calidad

Otro de los proyectos llevados a cabo gracias al apoyo y la financiación recibida de la Agencia Extremeña de Cooperación al Desarrollo (AEXCID) en la República Democrática del Congo (RDC) es el de la mejora del acceso a una educación inclusiva y de calidad para la población local y desplazada de Goma y Masisi, sobre todo, en las escuelas de secundaria de zonas donde siguen existiendo grandes dificultades y altos índices de pobreza.

Para reducir la brecha educativa, JRS ha brindado material escolar, kits pedagógicos y apoyo financiero en las tasas escolares hasta sexto curso para alumnos y alumnas. “Pasé un año y seis meses sin estudiar porque no podíamos pagar las tasas escolares y eso me preocupaba. Gracias al apoyo de JRS hoy somos quienes somos”, comparte Rahema Simweray, exalumna de secundaria de JRS en RDC.
 
Entre los resultados alcanzados, 1429 estudiantes de secundaria (702 chicas y 727 chicos) fueron apoyados con el pago del 50% de tasas escolares para facilitar su acceso a la educación; 433 estudiantes (152 chicas y 281 chicos) fueron preparados para el Examen de Estado y 175 de ellos (83 chicas y 92 chicos) han sido apoyados con el pago del 100% de las tasas para presentarse dicho examen.

© JRS RDC

Charles Nzabanita, coordinador pedagógico de JRS en Goma, añade que además del material escolar, está también toda la parte de construcción de las escuelas. “Recuerdo cuando AEXCID construyó una escuela en Mugunga. Esto realmente facilitó el acceso del alumnado a la escuela y allí el número de alumnos y alumnas casi se ha duplicado, porque ha dado la oportunidad a niños y niñas de ir a la escuela”.

Según Jonathan Mwekunda, profesor de secundaria en Minova, las niñas son las más afectadas por esta situación. Nos cuenta que a la mayoría de padres no les gusta que sus niñas vayan a la escuela, solo quieren que vayan los niños. Eso lleva a embarazos no deseados, a matrimonios precoces, abandono escolar, etc.

A través del apoyo y financiación como el de la Agencia Extremeña de Cooperación al Desarrollo (AEXCID) a estos proyectos ha habido una disminución de la violencia doméstica, de la displicencia infantil y el abandono escolar, siendo las niñas las que van cada vez más a la escuela como espacio, no solo de formación, sino también de protección y apoyo para formarse con el sueño de en un futuro, ser capaces de lograr un medio de vida que les permita desarrollarse plenamente como personas.

Los retos humanitarios en la República Democrática del Congo son innumerables. Sin embargo, acciones como las desarrolladas en el marco de los dos proyectos presentados apoyados por la Agencia Extremeña de Cooperación al Desarrollo (AEXCID) traen un rayo de esperanza a las poblaciones desplazadas y refugiadas, con las que en Entreculturas, junto con nuestra organización socia local en terreno, JRS, estamos profundamente comprometidas y comprometidos.

JRS y Entreculturas trabajamos desde hace años para acompañar, aliviar el sufrimiento y superar las graves dificultades de miles de personas atrapadas en una de las más severas y prolongadas crisis humanitarias del planeta. Para ello, necesitamos garantizar la continuidad de las intervenciones iniciadas, así como, desarrollar nuevos proyectos que permitan ofrecer a las mujeres y los hombres de todas las edades en situación de máxima vulnerabilidad y extrema pobreza, la posibilidad de una vida digna y un futuro en el que poder confiar.

Trabajamos codo a codo con la AEXCID para atender a la población refugiada en R. D. del Congo a través de dos grandes proyectos | Entreculturas

Error

The website encountered an unexpected error. Please try again later.