Skip to main content

Eunice y Carolina: una familia llena de amor y proyectos gracias a la educación

  • Argentina

"Seño: yo solita hago la tarea ahora, ahora mi mamá ya no me tiene que ayudar. Me pongo en una mesita y hago yo la tareita solita. Y escribo y todo, y ahí me quedo tranquila. O, si no, me voy a sentarme a mi mesa y a estudiar. Seño, ¡yo estudio muy bien!”.

Eunice, estudiante de 7 años de la escuela Fe y Alegría en Resistencia, en Chaco (Argentina), ha ido cogiendo cada vez más autonomía a la hora de realizar los ejercicios que le envían desde el centro escolar mientras las aulas permanecen cerradas. Su madre, Carolina, cuenta que Eunice le pone mucha pasión y dedicación a sus tareas. 

 

Las clases a distancia es una de las 5 líneas de trabajo que desde Entreculturas y nuestras organizaciones socias hemos puesto en marcha ante la emergencia del Covid para garantizar el acceso a la educación en estos momentos donde las aulas permanecen cerradas. En casa de Eunice las clases se siguen a través del teléfono móvil, ya que no disponen de ningún ordenador, pero ello no supone ningún impedimento para que pueda seguir las clases. “Ella se levanta y va solita a ver qué le mandaron para hacer. ¡A veces se queja porque le gustaría más!”, afirma Carolina. Internet ha sido una herramienta fundamental para la familia: “Yo me dedico a la confección de ropa y a la repostería. Todo lo aprendí por internet, con tutoriales de Youtube”.

Eunice es la menor de tres hermanos (el mayor estudia en la Universidad y trabaja y la mediana cursa secundaria) y todo ellos han cursado sus estudios en el colegio Fe y Alegría Resistencia. “Me encanta la educación que se brinda, los forman bien, los cuidan, les dan mucho amor y las aulas están hermosas”, reconoce su madre. 

 

Carolina transmite el valor de la educación a su hijo e hijas porque ella no pudo estudiar de pequeña: “Me criaron unas tías y la violencia estuvo muy presente, no fui feliz. A los siete años tuve que dejar la escuela”. Sin embargo, su fortaleza no conoce límites y ya de mayor ha decidido continuar sus estudios: “El año pasado recién terminé el secundario”, cuenta orgullosa. “Tuve la capacidad de transformar mi vida y ahora tenemos una hermosa familia llena de amor y proyectos”. Eunice es un reflejo de todos los valores que su madre le ha transmitido.

 

Enlaces relacionados

Eunice y Carolina: una familia llena de amor y proyectos gracias a la educación | Entreculturas

Error

The website encountered an unexpected error. Please try again later.