Mirando a África

Nuestra misión es la de optar por la solidaridad con los más desfavorecidos y promover la educación como instrumento de cambio social y promoción de la justicia. Y África es la región del mundo donde nuestra misión se hace más necesaria. Nuestro apoyo al pueblo africano es nuestro deber.

Esta mirada de Entreculturas empapa toda nuestra organización estableciendo un verdadero diálogo que suponga "el reconocimiento del otro, tanto de su identidad como de su alteridad", tal y como dijo el filósofo senegalés Alassane Ndaw.

Desde Entreculturas te invitamos a acercarte a este continente y a la labor que realizamos en él de la mano de nuestros socios locales.
     
  . África, un continente en movimiento
  . De la mano del Servicio Jesuita a Refugiados y otros socios locales
  . Nuestros proyectos en África
  . Enlaces de interés

Ampliación de la información

 

África, un continente en movimiento

África es un continente de limitaciones y capacidades.

África afronta duras realidades como la propagación del VIH/SIDA, los conflictos armados, gobiernos que no incorporan preocupaciones sociales, millones de personas que se ven obligadas a dejar su hogar o la explotación de los recursos naturales que no recae en la población local ni se realiza de forma sostenible.

“Nuestro problema, en África, son las diferentes etnias que no hablan
la misma lengua: tenemos el Banco Mundial, La Cooperación Francesa,
el Fondo Monetario Internacional, US Aid, ...” Jefe de poblado, sudoeste de Malí

Pero África es mucho más. Es una realidad plural, compleja y creativa. Los grandes retos que el continente tiene por delante,

"Si comes el fruto de un árbol alto, no te olvides de darle las gracias al viento". Tradición oral bariba
  conviven con numerosos aspectos positivos tanto de su realidad como de sus modelos de sociedad. Así podemos destacar las redes familiares, el fuerte concepto de comunidad, el respeto por la naturaleza, la vitalidad de las gentes, su afán por salir adelante incluso en las circunstancias más adversas y su riqueza cultural.  
"La comunidad es el lugar de arraigo donde la gente comparte su dones y recibe los de los demás". Sobonfu Somé
 
“En África cuando un anciano muere,
es como si ardiera una biblioteca”. Amadou Hampaté Ba

De la mano del Servicio Jesuita a Refugiados y otros socios locales

El Servicio Jesuita al Refugiado (SJR) es nuestro socio local prioritario en África con más de 25 años de experiencia. El JRS acompaña, sirve y defiende los derechos de las personas desplazadas y refugiadas en campos, es decir, de todas aquellas personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de conflictos armados, desastres naturales y humanitarios y violaciones de los derechos humanos. Para ello el SJR realiza servicios que incluyen programas de educación a la infancia y personas adultas, servicios sociales y asesoría jurídica, atención pastoral y cuidados médicos tratando de dar los medios a estas personas para integrarse en las comunidades y contar con habilidades que les faciliten el retorno a sus países una vez solucionados los motivos de su huida.

   
 

El SJR es consciente de la necesidad de transformar las políticas a favor de los derechos de las personas refugiadas y desplazadas por lo que potencia labores de incidencia en el ámbito local, nacional e internacional.

Desde Entreculturas también apoyamos otras instituciones cuyas acciones complementan las realizadas por el SJR en temas como la formación y capacitación de mujeres o la educación por la paz, instituciones enraizadas en la sociedad y en la población a la que sirven. Cabe destacar el Bureau Nacional de l´enseignement catholique, la Association pour la Défense des Droits de la Femme, Foyer de l´esperance, Galilée Centre, Parroquia San José Obrero de Nairobi, Misioneras de María Mediadora, Parroquia Cristo Rey de Kisangani, Comisión Diocesana de Justicia y Paz, Centro Saint Pierre Claver, Sudanese Catholic Bishops Regional Conference, Hermanos franciscanos de St. Bernadette y la Comunidad Saint Ignace.


Nuestros proyectos en África

La compleja realidad africana hace que en Entreculturas estemos alerta a los nuevos retos que nos lanza este continente. En estos momentos, nuestro apoyo se centra en:

 
 
Una educación de calidad para todos y todas. Que la población cuente con una formación suficiente y de calidad es nuestro principal reto en este continente. Apoyamos procesos de educación formal e informal que se concretan desde la construcción y equipamiento de infraestructuras hasta la formación de formadores, pasando por la labor educativa en los campos de refugiados.  

Educación en los campos de Lukole

El proyecto de Apoyo a la educación en los campos de refugiados de Lukole, en Tanzania, se basa en el principio de la no violencia tanto en la educación de los niños y niñas como en la formación de los propios docentes de los cinco colegios de los campos. Este proyecto, que beneficia a cerca de 7.000 personas, se centra en dos colectivos con necesidades educativas muy concretas. Por una parte, los menores de seis años que son demasiado mayores para acceder a la guardería y pequeños para recibir la educación primaria. Por otra, los niños y niñas con discapacidad mental y física.

   
 

La escuela como espacio de paz

En Chad, el SJR atiende, desde hace tres años, a la población de Darfur que se ve obligada a huir de las masacres que se suceden en la zona. La educación en estos campos, además de tratar de dar una continuidad en la formación de los alumnos y alumnas, crea un espacio de seguridad y de estabilidad emocional.

   
 
educacion_popular_opt
Africa
 
 
Proyectos y programas

 Promoción de la mujer. Los derechos sociales de las personas refugiadas y desplazadas son, en muchas ocasiones, ignorados. En este marco, la mujer queda doblemente afectada. Además de su marginación por el hecho de ser refugiada, está la de su condición de mujer. Al igual que nuestros socios locales, creemos en la mujer como agente de desarrollo e incidimos firmemente en su acceso equitativo a la educación infantil y primaria, a la alfabetización funcional y a los servicios de educación ocupacional que proporcionan mecanismos para afrontar el futuro.

"La mujer africana no es ni un reflejo ni una esclava del hombre. No siente ninguna necesidad de imitar al hombre para expresar su personalidad. Es una civilización original que ella expresa a través de su trabajo, su propio talento, sus preocupaciones, su lenguaje, sus costumbres. No se ha dejado colonizar por el hombre y el prestigio de la civilización masculina". Albertine Tshibilondi

 
con quien trabajamos

Promoción social.

"En todos los aspectos, el africano es, ante todo, un ser social. Todas las etapas de la vida están marcadas por reuniones bajo el árbol de la “palabre”, donde todo el mundo no sólo tiene libertad de expresión sino obligación de expresarse”. Josph Ki-Zerbo

   
 

Recuperando el tejido social del pueblo congoleño

En los campos de refugiados de Kiziba y Gihembe, Ruanda, 190 mujeres y 82 hombres (en Kiziba) y 79 hombres y 292 mujeres (en Gihembe) se han capacitado en oficios productivos acordes con su educación y con las demandas del campo. Además, se diseñan planes de recuperación de tejido social e identidad cultural para facilitar la reintegración de la población del campo cuando retorne a su país, la República Democrática del Congo.

   
  Educación para la paz, la justicia y la reconciliación. Tras periodos de conflicto bélico, tanto las personas como su articulación social quedan gravemente dañadas. Una educación para la paz y la justicia se hacen necesaria de cara a sentar las bases de una verdadera reconciliación social imprescindible para el desarrollo de las comunidades.
   
 

El Proyecto de educación para la paz en Burundi, mediante un acuerdo entre la Iglesia y el Gobierno, pretende proporcionar educación en valores humanos y morales a la juventud escolarizada en 220 escuelas. La formación de la población burundesa en valores humanos es un medio para limitar la violencia desencadenada en el país por las guerras cíclicas que sufre.

  mirando_a_africa_2
   
 

Infancia vulnerable. Hoy en día, existen entre 300 y 500 mil niños y niñas soldados en el mundo. La región donde esta realidad es más aterradora es en África. Infancias robadas y almas destrozadas de por vida, llanto de padres y madres que se preguntan dónde y cuando volverán a ver a sus hijos si es que los volverán a ver, comunidades dañadas, pero que aún así están dispuestas a perdonar. Ésta es la realidad con la que Entreculturas está comprometida a través de proyectos que tratan de desmovilizar a los niños y niñas soldados, formarles, darles apoyo psicosocial y reinsertarles en sus comunidades.

Por otro lado, la infancia en las calles también es una de nuestras líneas de acción para lograr su reinserción social y familiar.

 

"Nuestros hijos son nuestras mejores semillas y nuestros campos más queridos". Cheikh Hamidou Kane

   
 

Por un futuro de paz para los niños soldados de Uvira

El Centro de Tránsito y Orientación de Uvira tras desmovilizar a menores soldados aborda su alfabetización y capacitación para la futura reinserción en sus comunidades. Además, trata de que estos niños superen los profundos traumas psicológicos que han sufrido lo cual se realiza a través de sesiones que les permiten exteriorizar sus sentimientos. Paralelamente, el SJR trabaja con las comunidades de procedencia de los menores con el fin de quepuedan integrarse en un ambiente de reconciliación. Este Centro se ha marcado el objetivo de poder atender, en un futuro, a niñas soldados quienes, además de las secuelas de estar en el frente, en la mayoría de los casos sufren las de haber sido utilizadas como esclavas sexuales durante los conflictos armados.

   
 
Sensibilización y atención a afectados por el VIH-SIDA. Alrededor de 25 millones de personas en África subsahariana están afectadas por lo que ya se considera la pandemia del sida. Esto constituye casi las dos terceras partes (63%) de todas las personas infectadas por el VIH en el mundo. Este hecho influye tanto en el desarrollo del continente a largo plazo como en la calidad de vida de los enfermos y de los más de 15 millones de niños y niñas huérfanos a causa de esta enfermedad. En esta línea, desde Entreculturas apoyamos prioritariamente proyectos que abordan la sensibilización de la población para prevenir esta enfermedad, y aquellos que inciden en la mejora de la calidad de vida de las personas enfermas y la de sus familiares a través de apoyo escolar y sanitario.  

     
 

Esperanza de una vida digna en Burundi

Ante la dramática situación de Burundi por la incidencia del sida en su población, la Red de los Jesuitas Africanos contra el Sida (AJAN) desarrolla talleres para informar sobre cómo prevenir la enfermedad, además de apoyar Actividades de Generación de Ingresos ofreciendo formación en contabilidad y técnicas comerciales y dando microcréditos a las personas infectadas. AJAN también trata de incidir en la política el Ministerio de Salud Pública para que asuma la creación de centros especializados para la realización de pruebas de detección de VIH/SIDA. Esta red, asimismo, forma al personal sanitario de los 12 centros de Bujumbura para el seguimiento de los cientos de personas seropositivas que habitan en la capital a día de hoy.

   
 

Reconocimiento de derechos de los refugiados a través de la incidencia y la sensibilización. Sabemos que el desarrollo de proyectos debe caminar en paralelo con la transformación de las políticas que perpetúan las injustas relaciones internacionales. Por ello, desde Entreculturas apoyamos la labor de incidencia que el Servicio Jesuita a Refugiados realiza local e internacionalmente a favor de los derechos de las poblaciones africanas.

Asimismo, Entreculturas apoya aquellas iniciativas que promueven la sensibilización de las sociedades a favor de los derechos de los refugiados tanto en ámbitos gubernamentales e institucionales, comunitarios y entre la misma población refugiada. Para ello es necesario partir de un reconocimiento de sus derechos.

 

Coalición Española para Acabar con la Utilización de Niños y Niñas Soldados.

Entreculturas la sección española de este movimiento internacional que trabaja con el objeto de influir en los gobiernos para que éstos se comprometan con la desmovilización y rehabilitación de los menores, con su reinserción y reintegración en sus comunidades, así como con la denuncia de aquellos gobiernos que no cumplen los tratados internacionales.

   
 

"Que tu acción pueda tener un efecto comparable al de la semilla del baobab".
Tradición oral peul

¡Colabora con Entreculturas! 

 

Enlaces de interés

 
 
» Servicio Jesuita a Refugiados
» Coalición para acabar con la utilización de niños y niñas soldados

» IRIN (Integrated Regional Information Networks) es un servicio de noticias de las Naciones Unidas sobre asuntos humanitarios. Página en inglés y franacés

Te agradecemos que des difusión a esta información.